Lo más leído

  • Las verdaderas razones por las que los perros lamen a sus dueños
  • Las fotografías con las que Jessica Cediel enamoró a más de uno
  • El baile de Valerie Domínguez en vestido de baño presumiendo su figura
  • “Es mi Instagram y no pongo nada jurídico”: Jueza ‘fitness’ sobre sus fotos
  • Daniela Ospina no se resistió e hizo famoso baile de Tiktok junto a su hija
  • Alerta en Pereira por hurtos a las afueras de cajeros automáticos
Legumbres
Legumbres

Habas y ollucos, alimentos de nuestras ancestros

Son ricos en vitaminas, minerales, ayudan al sistema óseo y a la cicatrización de las heridas, entre otros beneficios.

Ollucos o Ullucos, tubérculos ancestrales /

Las habas son unas legumbres de mucha tradición en el continente americano, cada vez más conocidas en Europa donde, incluso, recomiendan a los deportistas comerlas crudas, pero que lamentablemente en Colombia poco a poco son olvidadas por las nuevas generaciones.

Los ollucos, también conocidos como ullucosullucus, son tubérculos de origen andino, muy apetecidos en Perú, Bolivia, algunas zonas norteñas de Argentina, Ecuador y en el gran Macizo Colombiano. Aportan vitamina C, hierro, fósforo, calcio, otros minerales, carbohidratos, proteínas, gran contenido de agua e ínfima cantidad de grasas.

De ambos alimentos, según documentos históricos, se habla desde hace más de 3.000 años y fueron básicos en las comunidades indígenas. En Colombia siguen siendo importantes entre los pueblos indígenas, especialmente de Cauca, Huila, Nariño y Putumayo, no solo por su poder nutritivo sino por sus cualidades curativas.

Habas del Macizo Colombiano / Foto: cortesía de Doly Enríquez

Incluso, en el centro del país las habas son básicas en sopas y otros preparados, y en Boyacá las hacen tostadas para denominarlas “el chicle boyacense”.

Para hablar sobre habas y ollucos invitamos en Al Campo, de Caracol Radio, a Doly Enríquez, periodista y poeta de la familia Indígena Yanakuna, ubicada en jurisdicción del municipio de Bolívar, en el sur del departamento del Cauca, en pleno Macizo Colombiano.

Nuestra invitada dijo que si bien es cierto que su consumo ha caído entre los jóvenes, estos alimentos ancestrales todavía son consumidos por los indígenas, quienes conservan las tradiciones para siembra, se guían por la luna sobre el momento de plantar las semillas, conservan las semillas sin modificaciones y los productos finales los comercian mediante el sistema de trueque.

Señaló Doly Enríquez que los pueblos indígenas han dejado un legado muy grande que también ha sido recibido por los campesinos.

Escuche los detalles sobre las siembras, cuidados, cosechas, preparación y consumo de habas y ollucos, las costumbres de la familia indígena Yanakuna, y muchos más en la entrevista de Al Campo, con Doly Enríquez:

.

Miembros de la familia indígena Yanakuna en un huerto de Totoró, Cauca. / Foto: cortesía de Doly Enríquez

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir