Al CampoAl Campo

Gastronomía

Gallinas felices

En Sucre las gallinas mejoran sus huevos cuando escuchan champeta

Lo asegura una emprendedora del departamento de Sucre, quien trabaja bajo el concepto de “gallinas libres, gallinas felices”.

Gallinas libres de la Asociación Mujeres Emprendedoras de Centro Azul, en Sucre.

Gallinas libres de la Asociación Mujeres Emprendedoras de Centro Azul, en Sucre.(Foto: cortesía El Campo Emprende)

Bogotá

En el municipio de San Antonio de Palmito un grupo de mujeres cansadas de que sus gallinas enjauladas pusieran pocos huevos y muy pequeños, decidió trabajar con el concepto de “gallinas libres” y dice que les dio buenos resultados.

Lo dijo Karina Guerra, representante legal de la Asociación Mujeres Emprendedoras de Centro Azul, en San Antonio de Palmito, departamento Sucre, quien afirmó en Al Campo, de Caracol Radio, que la producción de sus gallineros mejoró con las “gallinas felices”.

Con el apoyo recibido del programa El Campo Emprende, del Ministerio de Agricultura, estas mujeres hoy tienen 800 gallinas que diariamente producen entre 15 y 16 canastas de huevos, cada uno entre los 80 y 85 gramos.

Ahora a las gallinas se les da su comida base, pero luego tienen una alimentación complementaria que obtienen de su pastoreo, sostuvo la dirigente de este grupo de mujeres emprendedoras.

Miembros de la Asociación Mujeres Emprendedoras de Centro Azul.

Pero va más allá al asegurar que si les ponen música, las gallinas aumentan la productividad y si esta música es champeta, los huevos son de gran tamaño.

Pero, además, tienen un tema preferido, la canción ‘Macta Llega’, de la Toxi Costeña y el DJ Dever, que se ha convertido en la más repetida de la lista de reproducción que las asociadas crearon para evitar el estrés de las gallinas ponedoras.

La Asociación es integrada por nueve mujeres de la etnia Zenú, obtuvo recursos de El Campo Emprende para el acompañamiento integral, la adecuación de un galpón y la compra de las gallinas y la implementación de una huerta en la que producen totumo, orégano y matarratón, entre otras plantas y frutos, que sirven como alimentación complementaria para las aves.

Ahora estas mujeres han adquirido fama por sus gallinas amantes de la músic, al punto que sus vecinos las apodan como las “gallinas champeteras” y las “toxi gallinas”.

“Al principio, nos dimos cuenta que las gallinas se mantenían estresadas y daban huevos pequeños y en un momento decidimos colocarles música y sacarlas a pastoreo y ahora tenemos huevos entre los 80 y 85 gramos, ya que ellas se mantienen felices”, precisó en Al Campo, de Caracol Radio, la señora Karina Guerra, de la Asociación Mujeres Emprendedoras de Centro Azul, en San Antonio de Palmito, Sucre.

La historia de las gallinas felices a las que les gusta la champeta

10:12

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/undefined/1642330655826/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad