JEP

JEP acepta a tres exoficiales investigados por una masacre

Los hechos ocurrieron en 1998 en Barrancabermeja, Santander

()

La Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP, aceptó el sometimiento del teniente coronel retirado de la Policía Joaquín Correa López y los militares: mayor retirado Oswaldo Prada Escobar y capitán retirado Antonio Enrique Daza Camacho. Esta aceptación se da por una masacre ocurrida en Barrancabermeja, Santander, el 16 de mayo de 1998, cuando fueron asesinadas 11 personas y 35 más fueron retenidas, y luego desaparecidas.

Esta masacre fue ordenada y ejecutada por las Autodefensas Unidas de Santander y Cesar (AUSAC), los exmiembros de la fuerza pública fueron acusados por haber omitido de manera concertada e intencionalsu deber de proteger a la población civil.

 

Los tres exmiembros de la fuerza pública deberán presentar un compromiso concreto, claro y programado de régimen de condicionalidad, en un plazo máximo de diez (10) días hábiles. En este deben expresar cómo harán su contribución de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. En su plan deberán contar como obtuvieron el contacto con las Autodefensas Unidas de Santander y Cesar, las actuaciones que realizaron conjuntamente, como obtuvieron la información previa de la incursión paramilitar que se llevó a cabo en la ciudad de Barrancabermeja, los acuerdos efectuados con el grupo paramilitar, las actuaciones u omisiones que realizaron para contribuir a los hechos criminales y suministrar información respecto de la desaparición forzada de las víctimas.

Al coronel (r) Joaquín Correa López se le otorgó el beneficio de la privación de la libertad en Unidad Militar o Policial. Los exoficiales Oswaldo Prada Escobar, y Antonio Enrique Daza Camargo, ya habían obtenido la libertad en la justicia ordinaria, por vencimiento de términos.

Cargando