Perros de asistencia podrán estar en lugares públicos

La Corte Constitucional amplió la protección para esta población de personas, que estaba limitada a la discapacidad visual.

La Corte Constitucional amparó los derechos de las personas que sufren de discapacidad y necesitan de la compañía permanente de sus perros de asistencia.

El alto tribunal explicó que el Congreso incurrió en un acto discriminatorio, en el Código de Policía, al limitar que los perros guías solamente podían ingresar a espacios públicos a acompañar a personas con discapacidad visual.

“La Corte Constitucional consideró que el Legislador incurrió en una omisión legislativa relativa en el Código Nacional de Policía, en razón a que al autorizar en lugares públicos solamente la presencia de perros guías que acompañan a su dueño o tenedor con discapacidad visual, excluyó a las personas con discapacidad distinta a la visual que requieren la compañía de un canino de asistencia para ingresar a lugares abiertos al público o edificaciones públicas”, dijo la Corte.

Además la corporación judicial señaló que “el Congreso incurrió en un acto discriminatorio en contra de las personas en situación de discapacidad distinta a la visual, cuando omitió de manera injustificada su inclusión en una regulación legal que contiene un beneficio que busca asegurar su acceso al entorno físico y su inclusión social”.

Por este motivo la Corte Constitucional declaró exequible el aparte “que, como guías” contenido en el parágrafo 1º del artículo 117 de la Ley 1801 de 2016 “Por la cual se expide el Código Nacional de Policía y Convivencia”, en el entendido de que también incluye a los caninos de asistencia que acompañan a las personas en situación de discapacidad.

Cargando