Alimentación

Foro: Leche vs. Lactosuero

Expertos debatieron del engaño que significa adherir lactosuero a la leche; de los efectos en la nutrición de los niños y de los retos del sector.

En Hora 20 le ponemos el oído al consumidor en nuestro foro “LECHE VS. LACTOSUERO” en el que se debatió junto con los experto sobre qué es el lactosuero; cuál es la acción que se ha interpuesto contra las empresas que hacen uso de este subproducto; los retos para el sector y las acciones a futuro. 

Como una duda de cientos de productores de leche ante los bajos precios de algunas marcas, nació una Acción Popular de la cual se habló esta noche. Pues desde hace más de tres años, productores del sector lechero se dieron cuenta de que la leche que se vendía en algunos supermercados era mucho más barata. Frente a los costos de producción. Por lo tanto, se decidió enviar 20 muestras a un laboratorio en Alemania y se concluyó que nueve compañías estarían añadiendo hasta un 11 por ciento de lactosuero a la leche, lo que le permite bajar su precio. Pues mientras un litro de leche cuesta $1.175 pesos; el del lactosuero tan solo cuesta $60 pesos. Ahora, para entender el lactosuero, consiste en un subproducto derivado del queso, que en muchas ocasiones es reemplazado por la leche, aunque no cumple su mismo valor nutricional.

 Ante la acción popular de gremios como Demogán o agrupaciones como Red Papaz, el Juez 13 Civil del Circuito de Bogotá admitió la acción judicial contra las nueve empresas que estarían alterando la leche, añadiéndole una importante cantidad de lactosuero.

Sin embargo, el tema no es nuevo, desde 2011 el senador Jorge Robledo ha estado denunciando el uso del lactosuero en decenas de productos en grandes superficies de supermercados. Además, de alertar sobre una mayor presencia del lactosuero en el país gracias a los Tratados de Libre Comercio. Otro de los antecedentes viene desde la Superintendencia de Industria y Comercio que hace tres años y medio sancionó a varios productores y comercializadores de lactosuero por venderlo como si fuera leche, con multas hasta de $315 millones de pesos. En el mundo, el debate no ha sido ajeno; en Estados Unidos se prohibió la comercialización de este producto por parte de varias compañías que hoy son investigadas en Colombia. Panamá suspendió el ingreso al país de empresas que hagan uso del lactosuero y Perú sancionó a la empresa Gloria por no dar información a los consumidores al no ser expresos de los componentes del producto. 

Lo que dicen los expertos

Desde Demogán, su directo Roberto Ramírez Ocampo, explicó que la acción popular en contra de las nueve compañías tiene como efecto despertar a Colombia sobre toda la cadena de la inclusión de lactosuero a la leche y lograr un etiquetado que diferencie claramente a la leche de la bebida láctea. Además, dijo que con esta acción se está buscando que se proteja la seguridad alimentaria del país, así como a los campesinos que se les deja de comprar como productores de leche unos cerca de 308 millones de litros al año. Explicó que los efectos de adherir lactosuero a la leche es el cambio nutricional que tiene para un niño que debe beber cierta cantidad del líquido. Frente a la situación con el INVIMA, dijo que ellos vienen trabajando en conseguir equipos y avanzando en el procedimiento para iniciar las pruebas de lactosuero presente en una buena cantidad de algunas marcas que venden leche en el país.

En cuanto a los anuncios hechos por el INVIMA sobre la necesidad de establecer un umbral de la molécula de lactosuero, dijo que esa noticia no es tan buena, ya que en algunos países de Europa o en el caso de Alemania, se identifican los niveles del lactosuero desde el 1 por ciento. Por último, dijo que las empresas demandadas, argumentan que debe haber equivocaciones en las muestras que se han tomado y que son falsos positivos.

Desde la dirección de Alimentos y bebidas del INVIMA, Carlos Robles, explicó los alcances técnicos del lactosuero y la manera como desde el instituto se han venido adelantando acciones y estrategias para identificar a las empresas que adicionan lactosuero a la leche. Dijo que este es un subproducto de la leche y que, al estar presente en el líquido, es complejo identificar la molécula del lactosuero, ya que finalmente se obtuvo de la leche. Agregó que un aspecto difícil ha sido identificar el rango a partir del cual una compañía le adicionó lactosuero a la leche. Frente a la situación en Colombia, dijo que ya se tiene una técnica implementada y validada en laboratorio del INVIMA para establecer cuándo a la leche se le adiciona lactosuero.

Robles señaló que durante los primeros tres meses del año se tomaron 29 muestras; pero que los programas de monitoreo y toma de muestras se detuvieron por cuenta de la pandemia. Sobre un panorama a futuro, dijo que se empezarán a tomar 210 muestras de leche cruda con el fin de establecer un umbral de tolerancia de la molécula en el lactosuero, puso de ejemplo el caso de Brasil donde el nivel de tolerancia es cercano al 4 por ciento. Además, hizo referencia a la vigilancia, control, visitas al establecimiento y control al etiquetado que hace el INVIMA a través de una labor permanente de monitoreo para que las empresas cumplan con las normas establecidas.

El senador Jorge Robledo, que ha investigado y hecho control político a la adulteración de la leche, sostuvo que el lactosuero no es leche y que ese acto de adicionar ese subproducto a la leche consiste en corrupción porque se le vende a la gente lactosuero a precio de leche. A lo que agregó que eso supone una estafa al consumidor y un engaño que debe ser perseguido por las autoridades. Para el senador es increíble que después de estar denunciando estos actos por varios años, el INVIMA no tenga bajo control este problema; también dijo que el Estado es responsable al no hacer inversiones suficientes para hacer control científico y policivo a quienes adicionan otros componentes a la leche.

Para Carolina Piñeros, directora de Red Papaz, el lactosuero es un derivado que sí les hace daño a los niños cuando supuestamente se les da leche, pero en realidad no lo es. Frente a este asunto, dijo que coadyuvaron en la acción popular contra las nueve empresas que adicionan lactosuero a la leche y dice que la preocupación es que no se les advierte a las personas de lo que contiene el producto, por lo que insta al gobierno para que las empresas adviertan los componentes que tienen en este caso las leches con aditivos de lactosuero. Agregó que en Colombia preocupa el aumento de la malnutrición de los niños, niñas y adolescentes por lo que cree necesario que se debe avanzar en el etiquetado; restringir publicidad de productos no saludables; generar entornos saludables de alimentación y un aumento de impuestos en algunos productos.

Desde la Academia Nacional de Medicina, la doctora Patricia Savino, expuso que la diferencia entre la leche y el lactosuero son amplias en casos como la cantidad de proteína, que mientras en la leche es de 3,1; en el lactosuero es de 0,8. Explicó que cuando se toman las pruebas es importante establecer la concentración y el tipo de lactosuero que se está utilizando por parte de algunas compañías. Para Savino lo más importante y que se debe rescatar es el engaño al consumidor; puso un ejemplo sobre la mesa, que consiste en que un niño entre 6 y 9 años debe tomar 2,5 porciones de leche y de sus derivados al día y que, con un consumo de leche, se representan 7.5 gramos, en cambio si es lactosuero serían solo 2 gramos de proteína.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir