Ciudades

Investigación judicial

Denuncias salpicarían a agentes de la Sijín en atentado a Lucas Villa

Desde la Mesa Nacional de Víctimas revelaron que un miembro de la institución es el testigo clave en este proceso.

Denuncias salpicarían a agentes de la Sijín en atentado a Lucas Villa

Denuncias salpicarían a agentes de la Sijín en atentado a Lucas Villa

17:11

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/507/1652277213459/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

.

Pereira

**9 de junio de 2021**

Caracol Radio conoció en exclusiva que Lucas Villa Vásquez habría sido asesinado luego de una operación ilegal conjunta entre el grupo delincuencial Cordillera, el cual tiene injerencia en el Eje Cafetero, y algunos agentes de la Policía Nacional.

Eisenhower Zapata, integrante del Movimiento Nacional de Víctimas del Conflicto Armado, aseguró que hay un testigo clave que está pidiendo asilo político para él y su familia para revelar los nombres de quienes habrían participado en el atentado que se registró el pasado miércoles 5 de mayo en el Viaducto César Gaviria Trujillo de Pereira.


**17 de junio de 2021**

El 5 de mayo, en medio de una manifestación pacífica del Paro Nacional, llegaron hombres armados hasta el puente atirantado que comunica a Pereira con el municipio industrial y dispararon en contra de Lucas Villa, Andrés Felipe Castaño y Javier David Clavijo. Pese a que los tres fueron trasladados a centros médicos, cinco días después falleció Lucas, quien se convirtió en un símbolo de la protesta social en Colombia.

Desde ese momento, la Fiscalía General de la Nación dispuso de un equipo especializado para realizar las investigaciones y, uno de los primeros elementos que quisieron revisar fue la cámara de seguridad de la zona, la cual está ubicada en frente de donde los jóvenes fueron baleados; sin embargo, encontraron que ese dispositivo fílmico no estaba funcionando.

Caracol Radio consultó al coronel Aníbal Villamizar, comandante de la Policía Metropolitana de Pereira, quien manifestó que el mantenimiento de esa cámara es responsabilidad de la Alcaldía de Dosquebradas, a quienes, días antes del tiroteo, habían hecho una solicitud para que la arreglaran.

"Se hicieron los requerimientos para el mantenimiento y el arreglo de las mismas (...) precisamente para poder hacer un control más efectivo a todos los delitos que se puedan presentar a los alrededores y para tener una evidencia fílmica", señaló el coronel.

Sin embargo, antes del 5 de mayo no recibieron respuesta alguna sobre el mantenimiento de esa o de las otras 14 cámaras que están sin funcionar en Dosquebradas. El proceso indica que "cuando se hacen los arreglos respectivos se comunican pero hasta ese momento no nos habían comunicado sobre el arreglo de la misma", añadió.

Por su parte, el secretario de Gobierno de Dosquebradas, Juan Carlos Sepúlveda, le contó a esta casa radial que la cámara no estaba funcionando (y de hecho sigue sin funcionar) desde hace dos años porque los recursos que se tenían dispuestos para su mantenimiento debieron ser invertidos para adquirir elementos de bioseguridad cuando inició la pandemia del COVID-19.

"La de Dosquebradas no estaba funcionando, esa cámara lleva por fuera de servicio más de dos años porque fue vandalizada. El año pasado se tenía prelación para el mantenimiento pero, por efectos de la pandemia, los recursos se trasladaron, con previa aprobación del Comité de Orden Público, para elementos de bioseguridad", explicó Sepúlveda.

Sin embargo, resaltó que ya se encuentra publicado el proceso de licitación para contratar la reparación de las 15 cámaras de seguridad dañadas en el municipio industrial.

Así las cosas, la Fiscalía se quedó sin una de las pruebas que pudo haber sido clave en el esclarecimiento de este asesinato que ha conmocionado al país. Por lo pronto, algunas hipótesis apuntan a que este habría sido el resultado de una operación ilegal conjunta entre algunos agentes de la Sijín y el grupo criminal Cordillera.

RADIOGRAFÍA DE CORDILLERA:

Cordillera es un grupo delincuencial señalado de múltiples homicidios, extorsiones, amenazas y desplazamientos en el Eje Cafetero; sin embargo, nació en el municipio de Dosquebradas, hace cerca de dos décadas, bajo la dirección de alias ‘Macaco’. En ese momento, empezó a nutrir su estructura con los disidentes de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y, con el pasar de los años, se han ido extendiendo a diferentes regiones del país.

Es importante resaltar que, en la actualidad, el cabecilla de dicho grupo, es un hombre conocido con el alias de ‘Diego Pereira’, como lo explicó Eisenhower Zapata, miembro del Movimiento Nacional de Víctimas del Conflicto Armado.

"La estructura está conformada por 50 personas. El jefe máximo es 'Diego Pereira' pero tiene otros cabecillas en la región. El verdadero nombre de él es Diego Ruíz Quintero, como aparece en los perfilamientos de la Fiscalía. Se conoce que él tiene familiares trabajando en las administraciones públicas de Pereira y Dosquebradas", agregó.

Según las denuncias de diferentes defensores de derechos humanos en Risaralda, como Jaime Gutiérrez, Cordillera controla el tráfico de estupefacientes en el Eje Cafetero, se dedica a los préstamos ‘gota a gota’ y, en muchas ocasiones, ha financiado campañas de candidatos a las alcaldías, concejos, Gobernación y Asamblea, de los cuales varios han sido electos.

"Comenzaron a tener familiares, amigos y gente de Cordillera como funcionarios o contratistas de las alcaldías e inclusive de la Gobernación. Lo hacían para darse cuenta de los operativos que se desarrollan; por eso, tratan de penetrar en las secretarías de gobierno y en espacio público", comentó.

No obstante, aunque los hechos son evidentes, las autoridades locales y departamentales, en muchas ocasiones, han negado la existencia de Cordillera y han asegurado que es solo un mito.

**23 de abril de 2022**

Content not defined

Casi un año después del asesinato de Lucas Villa, en el viaducto de Pereira, las autoridades no han entregado resultados sobre las investigaciones, no ha habido capturas y mucho menos respuestas para su familia; el único indicio es el que reveló Caracol Radio el 9 de junio del 2021, momento en el cual se le dio a conocer al país que ese homicidio parece ser que fue orquestado entre el grupo delincuencial Cordillera y algunos miembros de la Sijín de la Policía Nacional.

A pocos días del primer aniversario, esta casa radial dialogó con Sidssy Uribe, la hermana de Lucas. Ella denunció la inoperancia de la Fiscalía y manifestó que la incertidumbre sigue siendo el común denominador.

"Solo indicios, videos de las cámaras privadas, pero más allá de eso no hemos tenido otro tipo de acercamiento, respuesta o claridad. Ellos ya saben quiénes fueron, pero esas personas que estuvieron implicadas ejercen la suficiente fuerza para que no se esclarezcan los hechos", dijo.

Pese a la falta de resultados en las investigaciones y al predominio del silencio por parte de las autoridades, la familia del joven activista asegura que todos los elementos indican que este crimen tuvo la participación de integrantes de la fuerza pública.

"A la luz de los hechos, de las omisiones de la Policía, del silencio del alcalde, del silencio de la Policía, del silencio de las autoridades, considero que Lucas fue asesinado por decisión del Estado y con ayuda del narcotráfico", agregó.

Después del 5 de mayo del año pasado, las vidas de Sidssy y de sus hermanos cambiaron… La zozobra siempre está presente porque "salimos de una rutina cotidiana a tener que enfrentar un caso de homicidio. Después de ese día el miedo es evidente, físicamente se siente mucho frío y los nervios mantienen alterados".

Ella relata que sus familiares no solo recibieron amenazas de muerte, todavía son víctimas de seguimientos por parte de motociclistas vestidos de civil con cascos de la Policía.

"Nos tomaban fotografías y veíamos personal de la Sijín en una estrategia de terror con la familia para mantenernos a raya. Utilizan la estrategia de hacerte saber que ya saben dónde vives", denunció la joven.

Por eso, teme por su vida y la de su círculo más cercano porque, a pesar de sus denuncias, no ha recibido acompañamiento de las autoridades y "sigue el temor. Sentimos que si bajamos la guardia nos asesinan. Yo temo por mi vida".

Aunque recuerda que le costó asimilarlo, desde el inició sabía que la impunidad reinaría en el asesinato de su hermano. Por lo pronto, Sidssy y su familia esperan seguir el legado de Lucas Villa, levantando sus voces en contra de las injusticias, gozándose la vida como solo él sabía hacerlo, cantando y bailando sin miedo y, sobre todo, recordándolo en sus corazones.

ASESINO DE LUCAS VILLA HABRÍA ESCAPADO DEL PAÍS:

Caracol Radio conoció, a través de una fuente protegida, que, al parecer, la persona que habría asesinado a Lucas Villa el 5 de mayo del 2021 en el viaducto César Gaviria Trujillo fue sacada del país hace aproximadamente cuatro meses y medio.

Según el relato de la fuente, lo habrían ayudado a salir de Colombia para evitar que lo capturaran porque, aparentemente, hay algunos uniformados de la Sijín que saben la verdad de lo ocurrido durante esa noche y tienen la certeza sobre quiénes acabaron con la vida del líder estudiantil, Lucas Villa, y todo apunta a que ellos pretendían dar sus testimonios a las autoridades.

Así las cosas, con el pasar de los días va tomando más fuerza el hecho que revelamos en Caracol en junio del año pasado cuando, según versiones de colectivos defensores de derechos humanos, el asesinato de Lucas Villa habría sido ejecutado con la participación del grupo organizado Cordillera y algunos integrantes de la Sijín.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad