JEP

Fiscalía de la JEP analizó dinámicas de violencia en medio del aislamiento

Se encontró incremento de enfrentamientos que pone en riesgo a personas claves para el trabajo del tribunal de paz.

Según el análisis hecho por la Fiscalía de la JEP, los enfrentamientos armados, aumentaron en municipios como Santander de Quilichao, Puerto Tejada, Toribío, Totoró y Caldono, en el departamento del Cauca, y en Bojayá y Riosucio, en el departamento del Chocó.

En promedio, cada 64 horas es asesinado un líder social en nuestro país en lo que va la cuarentena y cada 120 horas matan a un desmovilizado de las antiguas FARC, en los departamentos de Cauca, Nariño y Putumayo.

Las amenazas a la población y los métodos ilegales de control social aumentaron significativamente. El Clan del Golfo, difundió panfletos amenazantes y mensajes de WhatsApp, en los que se prohibía a las personas salir de sus casas; las disidencias de las FARC, realizaron intimidaciones y difundieron panfletos amenazantes en donde establecían reglas de conducta a las poblaciones.

La Unidad de Investigación y Acusación de la Jurisdicción Especial para la Paz, conoció también una declaratoria de acciones de “limpieza social” en los barrios Bella Flor y Tierra Nueva, en Ciudad Bolívar, por parte del Clan del Golfo.

Los 10 municipios en donde se puede deteriorar gravemente la situación de riesgo de población clave para el trabajo de la justicia especial de paz son:

El Bagre, Segovia y Vigía del Fuerte en Antioquia. Argelia, El Tambo y Morales en Cauca.

Bojayá y Riosucio en el Chocó.

Ábrego y San Calixto en Norte de Santander.

La JEP coordina con las autoridades para proteger estas zonas del país y a las víctimas acreditadas ante el tribunal de paz.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir