¿Está entrando Colombia en un nuevo ciclo de violencia?

Panelistas analizaron las dinámicas de violencia y presencia de actores ilegales en zonas como Arauca; Cauca y Nariño.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

En Hora 20 un debate para analizar a fondo la situación de orden público en el país, pues al tiempo que en la frontera entre Colombia y Venezuela se vive una dura situación humanitaria por cuenta de los desplazamientos del lado venezolano a raíz de los enfrentamientos contra disidencia, al interior del país también una crítica situación de orden público, en la que masacres, desplazamientos y confinamientos son el pan de cada día de las comunidades.

Una sensación del regreso al pasado es la impresión que le deja a los colombianos los hechos de violencia, desplazamiento y tensión de los últimos días, esto tanto a nivel interno por la compleja situación en departamentos como Cauca, Nariño, Antioquia y en Arauca, zona de frontera en la que el desplazamiento se ha intensificado desde el lado venezolano, debido a los contantes ataques, esto según Miraflores en contra de disidencias de las Farc de ese lado de la frontera.

Empecemos por lo que viene ocurriendo desde hace una semana en el municipio de La Victoria, estado Apure en Venezuela, pues según las Fuerzas Militares venezolanas, se han realizado ataques desde el domingo pasado en contra de estructuras de las disidencias de las Farc, versión que se contradice con la de algunas organizaciones en el terreno que apuntan que los ataques han sido selectivos solo en contra de algunas estructuras de las disidencias, esta confrontación que ha dejado muertes y detenciones, ha provocado una difícil situación humanitaria que ha dejado hasta el momento 4.700 personas desplazadas hacia el municipio de Arauquita de lado colombiano, lo que ha llevado a declarar la calamidad pública.

Aunque desde Caracas Nicolás Maduro ha provocado al gobierno colombiano diciendo que es Iván Duque y el Comando Sur de la Florida los que están detrás de un intento de confrontación armada con Venezuela. De este lado de la frontera, en Bogotá, el gobierno ha dicho que la única estrategia es la atención humanitaria a los desplazados por los bombardeos; un despliegue de 2.000 hombres más a la frontera entre julio y septiembre de este año y garantizar la seguridad de los ciudadanos, así como la soberanía nacional.

Le puede interesar:

Lo que dicen los panelistas

Thierry Ways, ingeniero, empresario y columnista en El Tiempo, señaló que espreocupante lo que está pasando en la frontera con Venezuela; “antes del Acuerdo con Farc me preocupaba que para ilegales la frontera no existía” y comentó que ante esta realidad se ha desbordado el conflicto hacia Venezuela, y que puede haber complicidad de elementos del Estado con los ilegales.

Frente a los problemas de cultivos de coca como eje de la violencia, planteó que la solución final de economías ilegales no está en manos del Estado colombiano. “Debemos liderar el debate del cambio, pero eso es un tema de largo plazo que no va a arreglar los problemas de violencia que hoy tenemos”, puntualizó.

Para Jairo Libreros, abogado, profesor universitario y experto en asuntos de seguridad, lo que ocurre en la frontera puede ser un ajuste de cuentas; no solo es narcotráfico, también es el tráfico de migrantes y de armas. “Es un ajuste de cuentas con impacto territorial, pero es más por el lado de sostener actividades ilícitas”, por lo que planteó que el diálogo con Caracas es necesario, aunque el tema político tenga un peso importante.

Por último, dijo que vemos unas Fuerzas Militares a la deriva y sin liderazgo político. Y que cree que no tendremos oportunidad de parar el crecimiento de actores armados ya en este gobierno.

Para Rodrigo Pardo, economista, periodista, excanciller y exembajador, en el plano diplomático con Venezuela hay algunas cosas nuevas con lo que está ocurriendo. Y planteó que a esto se suma a dificultades de entendimiento en el tema bilateral, “se pierde cualquier esperanza y solo queda esperar un deterioro creciente que no sé a dónde nos puede llevar”, por lo que dijo que es contradictorio que, en el momento de mayor dificultad, Colombia cierre relaciones diplomáticas y consulares con Venezuela.

En cuanto a la situación en el sur del país, comentó que hay confluencia de factores distintos que hacen pensar que son la misma realidad, pero necesariamente no lo es. “Creo que el debate político, el país y los mismos medios no estábamos preparados para esta realidad”, concluyó.

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, explicó que lo que ocurre en Apure es una disidencia de Farc que es cercana a Gentil Duarte y que sería la atacada por la Fuerza Armada Bolivariana; “esa disidencia tiene guerra a muerte con la Segunda Marquetalia de Iván Márquez” y agregó que los principales problemas hoy en la frontera son la disputa por el control de rutas de narcotráfico; minería ilegal; precio de la droga creciente y trata de personas.

En cuanto a la situación en Nariño y Cauca, dijo que este segundo departamento enfrenta tres conflictos al tiempo, pero que lo más preocupante es que no se entiende por qué la Fuerza Pública no opera. Y terminó diciendo que en 2018 las disidencias estaban en 56 municipios; hoy 2021, están en 127.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir