Ciencia y medio ambiente

El núcleo de la Tierra se detuvo y podría girar al revés: Estos son efectos para la vida

Un hallazgo sobre el comportamiento del núcleo terrestre podría explicar por qué la duración del día es más corta en comparación con otros años.

El núcleo de la Tierra se detuvo y podría girar al revés: Estos son efectos para la vida // Getty Images / Yuri_Arcurs

El núcleo de la Tierra el cual se encuentra a más o menos 5.000 kilómetros de profundidad, es una esfera de hierro fundido a tal temperatura que resulta más caliente que el propio Sol. Este es de gran importancia, puesto que sin él nuestro planeta no tendría un campo magnético con la suficiente fuerza para protegerse de los rayos solares. Para hacernos una idea de cuán importante es el campo magnético, este es el que se encarga de frenar los vientos solares y hacer que las partículas se dispersen, evitando que impacten directamente con la corteza terrestre.

Más información

La revista Nature Geoscience publicó un reciente estudio en el que plantea la hipótesis de que el núcleo de la Tierra se ha frenado. Esto podría traer ciertos efectos en la duración de los días, los cuales se podrían acortar por breves fracciones de segundo, influir en el clima y la variación del nivel del mar.

Los científicos a cargo Yi Yang y Xiaodong Song, del Instituto de Geofísica Teórica y Aplicada de la Universidad de Pekín, en China, intentaron resolver el misterio que se originó desde que se descubrió que la Tierra contiene varias capaz de profundidad y un núcleo. Así pues, el núcleo interno, es la capa más pequeña el cual tiene 1.200 kilómetros de diámetro y esa de hierro fundido y otros metales. Es justamente la rotación de este núcleo la que genera el campo magnético de la Tierra, que protege al planeta de la radiación solar. Seguido de este se encuentra el núcleo exterior, el cual también gira alrededor del núcleo interno, seguido del manto que es la capa más extensa, con cerca de 3.000 kilómetros de diámetro, y por último la corteza exterior con 40 kilómetros, que resulta ser la más pequeña.

Capas internas de la Tierra / alexlmx

Hasta la fecha nadie ha logrado llegar hasta el núcleo del planeta, algunos científicos rusos de los años 70 intentaron excavar un agujero; sin embargo, solo llegaron a los 12 kilómetros de profundidad, siendo esta la mayor distancia alcanzada, el intento se vio coartado por la presión que se generaron en las paredes, lo que las llevó a derrumbarse.

Sin embargo, para comprender lo que sucede en el fondo de la Tierra se recurre a la actividad sísmica y a los terremotos, los cuales arrojan ondas que atraviesan el planeta y permiten conocer lo que suceden en el núcleo así como su rotación y la velocidad de la misma.

El núcleo pareciera haberse frenado

Si bien el núcleo gira, en 1996 Xiadong Song pudo demostrar que la velocidad de rotación del núcleo es mayor a la de la corteza. Inclusive, este mismo científico, logró confirmar que el centro del planeta daba una vuelta adicional que el resto del globo terráqueo cada 900 años. Una de las explicaciones científicas hacia el porqué el resto de la Tierra gira más lento se debe a la influencia de la Luna, en el comportamiento de las mareas y los movimientos de la esfera terrestre alrededor del Sol.

Gracias al satélite natural el día tiene 24 horas, pero hace aproximadamente 1.400 millones de años esta cifra apenas llegaba a las 19 horas. No obstante, desde hace algún tiempo varios expertos notaron que la duración del día se venía acortando sin conocer todas las razones.

Frente a esto Song estudio cerca de 200 terremotos desde 1960 hasta la actualidad, el registro de estos movimientos sísmicos se remontan a las Islas Sandwich del Sur (un archipiélago del Atlántico cercano al polo Sur). El científico observó que en varias ocasiones se presentaron ondas sísmicas idénticas. Desde el otro extremo del mundo, es decir desde el Polo Norte, estas mismas ondas se captaron de forma desincronizada, lo que daba indicios de que cuando las ondas atravesaban el núcleo, y este iba más rápido, lograba este efecto de ir a descompás.

Ondas sísmicas / Naeblys

Los análisis de estos movimientos determinaron que en el 2009 el núcleo pudo haberse frenado, y ahora girar incluso más lento que el resto de la corteza. Song explicó para el portal informativo El País que “Visto desde el espacio, el núcleo gira prácticamente al mismo paso que el resto del planeta. Pero desde el punto de vista de la superficie, donde están las estaciones sísmicas, el núcleo gira ahora en dirección contraria; hacia el oeste”.

¿Qué efectos podría traer para la vida?

Dentro de las hipótesis que los investigadores señalaron en su estudio, se plantea que el núcleo puede tener ciertos ciclos, los cuales se completarían cada 70 años. Esto porque en la década de los 70 ocurrió un fenómeno parecido en el que la velocidad del núcleo parecía ralentizada, lo que también sugiere que existe una resonancia que conecta todas las capas de la Tierra.

Song señaló que este efecto de desaceleración del núcleo puede traer algunas consecuencias sobre la normalidad, como lo es que se reduzca la duración de un día y que sea una milésima de segundo más lenta. Sumado a esto, el campo gravitacional se puede ver alterado causando algunas deformaciones en la corteza e incluso influir en el nivel del mar.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad