Constitución colombiana

Constitución de 1991 dejó en firme independencia del Banco de la República

Es considerada la carta de navegación de la economía moderna de Colombia

Fachada del Banco de la República /

La Constitución de 1991 dejó sentadas las directrices y bases para el desarrollo de la economía colombiana y el manejo de la política monetaria del país en pleno siglo XXI.

A lo largo de los años tuvo diversas reformas, pero dentro de las principales se encuentra la sustitución de la conocida Junta Monetaria por lo que conocemos hoy como Junta Directiva del Banco, conformada por siete miembros, entre ellos, el ministro de Hacienda, quien la preside.

De acuerdo con información oficial y expertos en política monetaria, la innovación más importante es el mandato que tiene la Junta de controlar la inflación debido a los altos costos que representa este fenómeno para la sociedad.

Para el economista, José Roberto Acosta, la Constitución Nacional dejó uno de los grandes legados en la historia económica y es la autonomía e independencia del Banco Central, creado en 1923. Igualmente, le otorgó la facultad del manejo de la política monetaria y el control de la inflación.

En un artículo, el exministro Guillermo Perry, fallecido en 2020, aseguraba que la Carta Política estableció, además, el derecho a la participación de la empresa privada y la prestación de los servicios públicos, pero bajo el control y regulación del Estado.

También se fijaron las primeras directrices del manejo presupuestal, a cargo Ejecutivo, pero en el cual el poder legislativo tiene un papel importante en la aprobación y en la consulta a las comunidades sobre las partidas asignadas inicialmente.

En la Carta Magna dispuso asimismo los parámetros fundamentales para la sostenibilidad de las finanzas públicas y la descentralización de las funciones del Estado colombiano.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir