Procuraduría pide a JEP abrir un capítulo sobre medios de guerra

El requerimiento es por la utilización de artefactos prohibidos por el Derecho Internacional Humanitario durante el conflicto.

La Procuraduría le solicitó a la Jurisdicción Especial para la Paz la apertura de un macro-caso que cierre la puerta a la amnistía por casos de terrorismo y permita el juzgamiento de la utilización de métodos y medios ilícitos de guerra durante el conflicto armado y que estaban prohibidos por el Derecho Internacional Humanitario.

Estos medios son: minas antipersonales, artefactos explosivos artesanales, explosivos camuflados en carros, canecas, animales además de los ataques indiscriminados contra poblaciones violando los principios de distinción y humanidad.

Dentro de las peticiones están que se incluyan en este capítulo los carros bomba contra la sede del Gaula de la Policía de Medellín, el 30 de julio de 1999; contra el Centro Comercial El Cid de Medellín, el 16 de enero de 2003; el Club El Nogal, el 7 de febrero de 2003, el del barrio Marroquín de Cali, el 6 de julio de 2004; el atentado contra las instalaciones de Caracol Radio, el 12 de agosto de 2010; el estallido de una chiva cargada con explosivos en Toribio, Cauca, el 9 de julio de 2011; o la utilización de un juguete cargado de explosivos para atentar contra la estación de policía de La Hormiga, Putumayo, el 29 de mayo de 2013.

Además, el Ministerio Público recomendó incluir las 309 tomas y ataques guerrilleros perpetrados por antiguas Farc y documentados por el Centro Nacional de Memoria Histórica, entre ellas, las tomas de Las Delicias, Putumayo; Patascoy, Nariño; Caloto, Cauca; El Billar, Caquetá, y Miraflores, Guaviare, entre otras.

La petición de abrir este capítulo fue hecha por el viceprocurador, Juan Carlos Cortés, en medio de la entrega ante la JEP, del segundo informe sobre el atentado al Club El Nogal.

Cargando