Con 87 millones de dólares se activa iniciativa mundial para librar a Colombia de las minas antipersona

En cabeza del secretario de Estado de Estados Unidos y el canciller Noruego, más de 20 países se sumaron al programa.

Acuerdo Final de Paz en mano, en Nueva York el presidente Juan Manuel Santos comenzó a mostrar al mundo los beneficios que traerá, pero también los retos para el posconflicto. Uno de los más importantes será librar a Colombia de las minas antipersonales que han dejado más de 11.400 víctimas en los últimos 25 años. 

Al iniciar su agenda y en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el jefe de Estado, junto a la canciller María Ángela Holguín y el ministro para el posconflicto, Rafael Pardo, recibió un nuevo espaldarazo de la comunidad internacional para lograr que Colombia esté libre de estos artefactos explosivos para el 2021. 

Con la ‘Iniciativa Global de Desminado Humanitario en Colombia’, en cabeza de Estados Unidos y Noruega, y con el apoyo de una veintena de países, se concretaron los primeros USD$ 87 millones de dólares, para fortalecer e impulsar la estrategia que se desarrolla actualmente en el país. 

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, afirmó que para lograr “una verdadera paz”, es necesario acabar con las minas en los territorios. 

Aseguró que “el desminado va a permitir que los campesinos colombianos puedan recuperar tierras agrícolas para usos productivos y como alternativa a la producción de hoja de coca, unas tierras que en este momento no pueden utilizar por la existencia de las minas”. 

Por su parte, el canciller de Noruega, Borge Brende, afirmó que “como resultado del acuerdo de paz, por primera vez es posible llegar a las áreas más contaminadas de Colombia, hay que involucrar a los excombatientes que saben dónde se colocaron las minas y analizar las necesidades de las comunidades locales”. 

A su turno el presidente Santos explicó que en Colombia “tenemos 1.100 municipios, de esos, 700 tienen algún tipo de contaminación de minas, estamos haciendo un trabajo activo en 48 de ellos, pero lo que nos queda es un trabajo muy intenso para poder cumplir con la meta de ser un país desminado en el 2021”. 

De esta manera y al agradecer a la comunidad internacional, esta iniciativa que muestra en forma concreta como se consolidarán los apoyos para el posconflicto, el jefe de Estado se comprometió con una Colombia libre de minas en un proyecto que se desarrollará en los próximos 5 años y que costará alrededor de 327 millones de dólares.

Cargando