Víctima de reclutamiento forzado no ha dado versión en Comisión de Verdad

La mujer narró en Caracol Radio que también fue víctima de violencia sexual y fue obligada a abortar en cinco ocasiones.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Uno de los fenómenos de violencia provocados y realizados de manera reiterada durante el conflicto armado ha sido el reclutamiento forzado. Recientemente, Rosa Blanca, un grupo de mujeres que fue victima de las Farc de este delito, presentó un libro sobre lo que vivieron. En 6AM Hoy por Hoy habló Vanesa García sobre su historia.

Le puede interesar:

"A mi me reclutaron cuando yo tenía nueve años; empecé a ser abusada sexualmente cuando tenía 11 años; fui victima de cinco abortos, el primero a los 13 años; a mi padre lo secuestraron y me obligaron a cuidarlo cuando ya era guerrillera. Fueron momentos difíciles. No se pueden imaginar el dolor que siente uno al ver a estas personas, que hicieron daño a muchas personas, hoy en día en el Congreso. Es muy triste para nosotros las víctimas ver eso. Porque eso es una burla y muy triste a la vez", indicó. 

Sobre el trato a niños reclutados mencionó, "una cosa es contar y otra es vivirlo y ver lo que nos hicieron allá. Es terrible y aterrador contar estas historias, porque uno igual las cuenta por encima. Hay mucho daño en nuestros corazones y no estamos preparados para eso, por lo menos nosotras que vivimos esa situación. Los niños son tratados con maltrato físico y psicológico. Él que se quedaba dormido en guardia era sancionado. Las chicas que no querían abortar eran fusiladas y eso nos tocó vivirlo, fue un trato precario".

Por otro lado, habló sobre su reclutamiento y las veces que pensó en escapar. "A mi fue tanto el terror que me metieron allá que no fui capaz de volarme hasta los 20 años. Me volé porque yo tenía allá un familiar que era comandante dentro de las Farc y él estaba viendo todo el trato que me daban y decidió ayudarme. Pero fue aterrador el solo pensar en volarme, porque vi como masacraron niños que se intentaban volar."

De igual manera, narró el secuestro de su padre y los motivos por los que lo tuvieron de rehén que estaban relacionados con sus deseos de escapar. "Uno no se imagina volarse de las Farc, porque uno piensa que le van a hacer daño. Lo hice porque me obligaron a cuidar a mi papá secuestrado, y les pedí que me ayudaran, que no lo mataran, que le dieran una oportunidad. Pero lo secuestraron porque yo me quería volar, para presionarme lo que hicieron fue tomarlo de rehén para que yo cogiera miedo y no pensara en volarme. Les suplique que lo dejaran ir. Al final o hicieron. Pero luego le colocaron una bomba y me tocó recogerlo en pedazos."

Asimismo, confesó que desea que estos hechos no se repitan. "Fue muy difícil, pero lo cuento porque quiero que esto no se vuelva a repetir y que esas personas paguen por todo eso, porque es que lo premiaron."

Además, afirmó que Dios fue quien le dio fuerza para reconstruir su vida. "Gracias a Dios, yo me he pegado a él, porque no es fácil vivir todo lo que me tocó. Yo se que Dios me va a quitar todo ese dolor. Me he pegado mucho a él para llevar una vida tranquila."

García aclaró que conoce otras víctimas que pasaron por este tipo de violencia física y mental. "Hay testimonios muy dolorosos, que uno no se alcanza a imaginar.  Hay cosas aterradoras, uno no sabe qué historia es peor. Son testimonios dolorosos y vidas destruidas. Le destruyen la vida a uno en el momento en el que se lo llevan. Le quitan a uno la niñez, la adolescencia, muchas cosas hermosas. Le dañan la vida a uno automáticamente. Pero estando aquí afuera nos hemos pegado mucho a Dios." 

Finalmente, mencionó que nunca ha recibido disculpas. "Absolutamente nada, ni disculpas, ni perdón. Esa gente es cínica, no les da pena estar en el Congreso con las manos untadas de sangre".

También aclaró que no ha estado en la Comisión de la Verdad. "A mí ni siquiera me han llevado por allá. Yo lo que he podido sacar a los medios y visibilizar. A nosotros no nos han dado oportunidad de estar por allá. Totalmente ignorados. Seguimos siendo revictimizadas. Yo los reconozco a todos, todos los que están en el Congreso los reconozco. Por comer un poco de panela mataban a los niños, porque era robo al movimiento. Cosas aterradoras que vi y ahora verlos en el Congreso da asco, ver esa oportunidad que les dieron."

Escuche la entrevista en el audio...

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir