Ya no le creemos a Medimás en Boyacá: usuarios de la EPS

Desesperanzados se encuentran más de 200.000 afiliados en la región, por la incertidumbre jurídica y de atención de la Entidad Prestadora de Salud.

El drama de alrededor de 230.000 pacientes de Medimás EPS en Boyacá no solamente radica en la incertidumbre por la Revocatoria de la venta de Cafesalud a Medimás, sino porque en su mayoría, aseguran estar en el limbo, al no tener una clínica donde puedan atenderlos con calidad y con todos los servicios.

Y es que desde el 24 de septiembre de 2018 están cerrados 10 servicios de la Clínica Esimed que atiende a 196.000 usuarios de Medimás en Tunja, incluidas las urgencias y hospitalización.

En las últimas horas, también la Secretaría de Salud de Boyacá decidió cerrar la unidad de urgencias de Esimed Duitama, las razones, la falta de medicamentos y hasta sueros para atender a los pacientes.

De acuerdo con la autoridad de salud departamental, los dos casos de los cierres de servicios de Esimed, “la visita de inspección, vigilancia y control que adelantó el equipo de Habilitación de la Dirección de Prestación de Servicios de la Sectorial, evidenció la falta de medicamentos, de dispositivos médicos e insumos y ausencia de recurso humano, y por lo tanto, no se puede poner en riesgo la seguridad del paciente, por lo que se hizo necesario tomar estas medidas sanitarias”, dijo en Caracol Radio la secretaria de Salud (e), Mónica María Londoño Forero.

Pese a que la Supersalud explicó que con las autoridades necesarias garantizará con un plan de contingencia la cobertura en la atención de los afiliados y sus beneficiarios, los usuarios ya perdieron la confianza en el sistema de salud.

“Hoy no sabemos qué hacer ni para dónde coger, la única certeza que tenemos los usuarios de Medimás, es que prácticamente debemos evitar enfermarnos, y si tenemos situaciones de salud por revisar o por hacer seguimiento, pues tendremos que aguantarnos y esperar. Nos sentimos damnificados del sistema de salud. Pagamos un servicio de salud de nuestro bolsillo, que nos vulnera todo el tiempo, y eso, no puede seguir así, el gobierno nacional tiene que buscar las salidas más prácticas por la vida de 4 millones de personas que están en este carrusel de incertidumbre en el país, por la falta de solidez de Medimás EPS y de Esimed”, dijo Fabiola Sánchez, uno de los pacientes cotizantes de la Eps en mención.

Mientras tanto, la Red Hospitalaria de Tunja va en colapso por el cierre de los servicios de Esimed. Hospitales y clínicas de la ciudad se declararon en emergencia funcional por la sobreocupación generada con dicha medida sanitaria de suspensión en Esimed.

Sobre el cierre de servicios en las clínicas Esimed, reiteró la secretaría de Salud que la apertura de los servicios depende única y exclusivamente de la gestión que haga la gerencia de la Clínica y la administración de la EPS, ya que es una situación por la que han pasado en otras oportunidades y no han tomado las medidas necesarias para subsanar definitivamente estos problemas.

La Secretaría de Salud señaló que continuará realizando acciones de inspección, vigilancia y control, para garantizar una excelente prestación en los servicios de salud de los boyacenses.

Cargando