Una ruta de incertidumbre generó la crisis de Hidroituango

Caracol Radio recorre el río Cauca desde Puerto Valdivia hasta Caucasia donde ya evacuaron más de 6.000 personas.

La ruta por la ribera del Río Cauca inició en Puerto Valdivia, donde ya evacuaron más de 2.000 personas; el corregimiento parece un pueblo fantasma. Sólo nos encontramos a don Otoniel Jiménez, quien estaba abriendo la Carnicería La Sevillana, a 10 metros del Río, no para vender sino para aprovechar y sacar las neveras para hacer aseo. Hace dos semanas don Oto no vende una sola libra de carne, su familia y vecinos todos están en albergues subiendo la montaña en el municipio de Valdivia.

La vía entre Puerto Valdivia y Caucasia se cerró para vehículos pesados y de servicio intermunicipal, pero unos pocos taxis y mototaxis circulan entre las poblaciones, así como vehículos de emergencias, de la Policía, del Ejército, de la Cruz Roja y de la Defensa Civil.

Con el río Cauca a un lado, un taxi nos llevó hasta el corregimiento El 12, jurisdicción del municipio de Tarazá, donde más de mil personas fueron evacuadas y albergadas en el colegio La Inmaculada y en la finca El Uval.

Puerto Valdivia / Foto: Caracol Radio/Daniel Sarmiento

Con un puesto de empanadas solitario, instalado entre la carretera y el río, hablamos con Marta Luz Castro, una mujer que hace 25 años habita la zona, tiene cáncer y hace dos semanas no recibe medicamentos, tampoco hay quien compre sus productos, está a merced de las ayudas que lleguen a este lugar.

Más adelante en el casco urbano de Tarazá, en el Palacio Municipal, observamos varios camiones que cargaban con colchonetas, mercados y agua. La alcaldesa encargada del municipio, Liliana Tapias, contó que en Tarazá y sus corregimientos hay más de 10.000 personas afectadas, de éstas más de 2.000 tuvieron que evacuar.

Para ir de Tarazá a Cáceres nos encontramos con una realidad que sigue afectando la seguridad del país y es la disputa de territorios de las bandas criminales.

Un mototaxista nos sacó de Tarazá pero dijo que no podía pasar de un punto ubicado un kilómetro antes de llegar a Cáceres. Allí nos estaba esperando otro mototaxi, más adelante nos explicaron que los mototaxistas no podían cruzar estas ‘fronteras invisibles’ por orden de estas bandas del narcotráfico que se disputan territorios.

Daños en carreteras aledañas al Cauca / Foto: Caracol Radio/Daniel Sarmiento

En Cáceres encontramos el Puesto de Mando Unificado instalado por la Alcaldía del municipio, en una Casa de Justicia, donde estaban censando a los afectados y aún no se tenía un consolidado de personas damnificadas pero se calcula más de mil que tienen que evacuar.

Saliendo de Cáceres después de pasar el puente que cruza el río Cauca retomamos la carretera que va hacia Caucasia, hay un tramo que ya fue alcanzado por el río y queda el paso a un carril con el riesgo de que caiga al agua el pedazo de vía que queda.

Viajando por esta carretera el río Cauca respira en la nuca de quienes pasan por allí. Nos impactó una niña campesina que estaba con sus seis hermanos desarmando la choza en la que vivían, preguntamos por sus padres y dijeron que estaban trabajando en la mina. Estaban recogiendo todo para trasladar su casa a una zona más alta, más segura.

Después de una hora en carro encontramos a Guarumo, un corregimiento que se convierte en el albergue de indígenas, afros y campesinos evacuados de Isla Amargura, un terreno ubicado en medio de dos grandes brazos del Río Cauca donde viven más de 500 personas.

Islas en el río Cauca / Foto: Caracol Radio/Daniel Sarmiento

Luis Miguel Ortiz, Cacique Mayor de las 10 comunidades indígenas del municipio de Cáceres nos esperaba en la orilla del río para que lo acompañáramos a evacuar más familias de la isla.

Nos montamos a una lancha metálica, entramos a navegar las aguas del Cauca, se observaron grandes remolinos que los jóvenes de la guardia indígena señalaban y decían que quien caiga ahí es tragado de inmediato, unos campesinos recogían madera que flotaba de una orilla, aún escépticos a creer que una creciente súbita podría bajar por la emergencia en Hidroituango.

Al llegar a la isla dos ancianos se estaban bañando en la orilla, uno de ellos aprovechaba para lavar su ropa con un jabón Rey, lo que más llamó la atención al bajar de la lancha fue la gran cantidad de palos de mango, árboles cargados de frutas que se veían por todas partes.

Foto: Caracol Radio/Daniel Sarmiento

Adentro había un caserío de chozas donde viven 50 familias indígenas, campesinos y afros. El Cacique invitó a todos a una reunión y les dijo que tienen que abandonar el lugar por el peligro que ahí corren, algunos preguntaban dónde dejaban sus animales, era lo único que tenían, el líder explicó que quien se quedara tenía que firmar un formato que especificaba que quedaban bajo su responsabilidad en caso de emergencia.

De vuelta en la lancha a Guarumo, el Cacique convenció a dos familias para que evacuaran mientras otras dos pidieron que las recogieran más tarde.

El reporte más reciente de la Unidad de Gestión del Riesgo dice que hasta el momento el número de personas trasladadas a zonas seguras va en 6.123 que corresponde a 1.666 familias de los municipios de Valdivia, Tarazá, Cáceres y Caucasia.

El rostro de los niños ante la emergencia / Foto: Caracol Radio/Daniel Sarmiento

Cargando