Ciencia y medio ambiente

¡Asombrosos y excéntricos! Los estudios científicos más divertidos del mundo

La ciencia busca el entendimiento a partir de rigurosas áreas de conocimiento, pero no deja de estudiar los temas más extraños y graciosos

¡Asombrosos y excéntricos! Los estudios científicos más divertidos del mundo // Getty Images / Copyright Alina Vincent

La ciencia es un campo de conocimiento extenso y riguroso, el método científico plantea modo de investigar bastante serios en miras de cooperar al entendimiento de la naturaleza y sus leyes. Los diversos temas que se abordan en las ciencias puede ir desde aquellos catalogados dentro del área de ciencias exactas: Matemáticas, Biología, Física, Química… hasta las menos exactas como las Ciencias Sociales.

Todas ellas buscan un fin en común y es expandir el conocimiento, y con ello aportar a la calidad de vida humana, social y ambiental. Los alcances de la ciencia han permitido grandes hazañas como llevar humanos a la Luna. Incluso por medio del método científico, los investigadores han conseguido dar respuesta y tratamiento a diversas enfermedades del cuerpo humano.

La ciencia ha permitido predecir el clima, alertar sobre catástrofes, establecer redes de comunicación a escala global mediante el desarrollo de tecnología satelital, y así podríamos seguir, sin darle un pronto ultimátum a los logros de la ciencia.

Día tras día las facultades de ciencia y los laboratorios revelan más y más estudios que pretenden buscar la verdad tras los grandes enigmas y problemas del mundo. Pero también existe una segunda cara de la moneda, si bien el grueso de la investigación científica es respetado por su seriedad, existen algunos estudios que se destacan por ser divertidos e incluso absurdos.

Los Premios Nobel de Ciencia resaltan cada año las investigaciones científicas más ingeniosas y rigurosas del mundo. Pero en paralelo existen los premios IG Nobel, una parodia del respetado galardón, los cuales premian las investigaciones científicas más chistosas. Cabe resaltar que el hecho de que estas investigaciones se califiquen como graciosas no dejan de lado el rigor del método científico y su valioso aporte al conocimiento.

La mejor manera de transportar Rinocerontes

Martin Harvey

Un estudio sobre el transporte en helicóptero de rinocerontes colgados de sus patas fue el artículo merecedor el premio en año pasado. En primera instancia, las personas podrían pensar que es un estudio violento y que refleja el maltrato animal. Sin embargo, lo que realmente sugieren los investigadores es encontrar el mejor método para transportar los ejemplares de esta especie, reduciendo al mínimo los niveles de estrés.

Este estudio a cargo del Dr Robin Radcliffe y su equipo de veterinarios propone una solución para evitar la extinción de la especie de rinocerontes. Sucede que los ejemplares viven en regiones muy distantes entre sí por lo que la reproducción entre ellos se dificulta. Tras varios intentos de transportar a los rinocerontes a lugares más cercanos, se notó que son muy sensibles a los viajes, les causa problemas de estrés lo suficientemente considerables como para poner en riesgo su vida.

Sin embargo, es necesario encontrar la maneja de acercar a la especie para evitar que desaparezca, por lo que el equipo de científicos descubrió que la mejor manera para hacerlo era por helicópteros colgados de sus patas.

Ecosistemas en los chicles

Christoph Hetzmannseder

Aunque el galardón de IG Nobel tiene en cuenta las investigaciones más graciosas, no se puede pasar por alto aquellas que no son tan divertidas pero sí bastante peculiares. Como el caso del estudio de la Dra Leila Satari, quien se ganó el premio en la categoría de Ecología gracias al estudio de las islas de chicle.

Este peculiar artículo logró observar que cada chicle disperso en la calle tiene un ecosistema de bacterias diferente, pese a que la distancia en metros sea corta, los restos de una goma de mascar puede presentar condiciones de vida microscópica muy distante.

Mejor método para parquear

Cheunghyo

Indiscutiblemente, las matemáticas han sido las predecesoras de innumerables hallazgos importantes en la historia de la ciencia. Pero ¿podrían las matemáticas ayudarnos a parquear mejor los carros? Bajo un estricto modelo, los Drs. Marks y Moylan pudieron evidenciar los errores de planeación de los parqueaderos. Cada modelo de carro es distinto de otro, varía desde el tamaño hasta la utilidad. Sin embargo, estos aspectos son poco tenidos en cuenta a la hora de trazar las zonas de parqueo sobre el pavimento.

Las divisiones en los parqueaderos resultan siendo de la misma longitud para todos, eso imposibilita que haya un mayor aprovechamiento del espacio. El sofisticado estudio plantea que existen cuatro estrategias para parquear mejor los vehículos, el cual usa unos tamaños específicos para que los distintos tamaños de carro puedan parquear en el correspondiente. Emplear este modelo podría solucionar significativamente el problema del espacio público.

Detectores de radiación nuclear caseros

Milos Dimic

Los científicos Anna Mrozik y P. Bilski llevaron a cabo un estudio que pretendía encontrar en los elementos más comunes la posibilidad de rastrear niveles de radiación cercana. En el fatídico escenario en el que se presente una catástrofe nuclear, contar con medidores de radiación sería una tarea complicada. Sin embargo, los científicos descubrieron que el ibuprofeno y paracetamol podrían ser de mucha ayuda, ya que sus compuestos pueden manifestar fluorescencia ante la presencia de radiación. Entre más alto sea el nivel de un ambiente radioactivo, más fluorescencia se va a reflejar en las pastillas.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad