Narcotráfico

¿Qué tan preparada está la Policía para asperjar con glifosato?

La ANLA dice que la mayoría de las áreas operativas de las bases policiales están hasta ahora “proyectadas”.

Son 14 departamentos y 104 municipios pririzados en el programa de aspersión aérea para erradicar cultivos ilícitos. /

El director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas, había afirmado que la dirección Antinarcóticos estaba preparada para dar inicio a la aspersión. Sin dar muchos detalles, habló del alistamiento de cinco bases, de los aviones AT802 de alta precisión en San José del Guaviare, de las tripulaciones entrenadas y los comandos Jungla. Aunque la preparación para volver a fumigar es mucho más que eso.

La Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) se refirió a una serie de condiciones para que la Policía empiece a ejecutar el Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos mediante Aspersión Aérea con Glifosato (PECIG), que hasta ahora se estarían adelantando.

Las zonas en donde se desarrollará la fumigación se encuentran en 14 departamentos (Antioquía, Bolívar, Caquetá, Cauca, Córdoba, Chocó, Guaviare, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Santander, Valle del Cauca y Vichada) y 104 municipios, agrupados en seis núcleos.

En la resolución 00694 de la ANLA, que avaló el Plan de Manejo Ambiental de la Policía Nacional, se habla de 12 bases policiales: tres principales (San José, Villagarzón y Tumaco), ocho auxiliares (Cumaribo, Larandia, Guapi, Barrancabermeja, Caucasia, Cúcuta, Condoto y Buenaventura) y una pista auxiliar en Tibú, Norte de Santander.

Para la aspersión con glifosato, estas bases, según lo ordena la ANLA, deben tener seis áreas: tres para el almacenamiento del plaguicida, combustible y agua, una para la preparación de la mezcla, una destinada al manejo de residuos químicos y otra para el lavado de los aviones.

Según la resolución de la ANLA, ninguna de las 12 bases de la Policía tiene completamente listas esas áreas, una condición fundamental para cumplir con el manejo ambiental que requiere el programa. La mayoría se encuentra en etapa de “proyecciones”, como lo muestra la siguiente tabla.

Los núcleos 4 Caucasia (Antioquia, Bolívar, Córdoba y Santander) y el 5 Catatumbo, son los que tienen las bases más atrasadas, con sus aéreas en etapa "proyectada". / Tomada de la Resolución N°00694 de la ANLA.

Según lo establece la ANLA, las áreas destinadas para la realización de la mezcla de aspersión (que contiene 65,7% de agua, 33.3% de glifosato y 1% de coadyuvante ), la del manejo de residuos y del lavado de aviones fumigadores, deben estar ubicadas a una distancia no menor a 100 metros de las rondas de los cuerpos de agua cercanos.

Además, “contar con un sistema de control de derrames para sustancias líquidas, conectado a una cámara de contención para almacenar su volumen en caso de fuga o derrame”, dice la ANLA.

La Policía Nacional debe “entregar los planos en planta y perfil de los diseños definitivos y los respectivos registros fotográficos detallados una vez realizadas las adecuaciones de la Infraestructura”, según lo establecido en la resolución.

Es así que la Policía debe realizar primero estas adecuaciones en las bases, que podrían tardar un buen tiempo, si va adelantar el programa de fumigación con glifosato, en cumplimiento al plan de manejo ambiental que ya tiene el visto bueno de la ANLA.

Por último, la autoridad ambiental no autorizó el uso de helicópteros para asperjar y tampoco le dio permiso de captación de aguas superficiales ni subterráneas, vertimientos ni ocupaciones de cauce en ninguna de las bases de operación de la Policía. Además, no se permitirá el aprovechamiento forestal o talas en la zona de aspersión.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir