Por ser constitucional Duque defendió reglamentación de MinSalud al aborto

Corte estudia tutela que deberá ser resuelta a principios del 2020.

Pese a que se autodenominó provida, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, defendió el borrador de la resolución del Ministerio de Salud que reglamentaría en aborto en los tres casos que definió la Corte Constitucional.

"Para mí, en mi propia concepción de fe, la vida empieza desde la concepción, pero seamos claros, en Colombia el principio general es de prohibición, pero la Corte Constitucional hace 13 años estableció 3 circunstancias excepcionalísimas, que son peligro en la vida de la madre", señaló el Mandatario.

Duque agregó que hace varios años la Corte Constitucional definió como legales los abortos en casos de malformación genética, situaciones que no sean compatibles con la vida y acceso carnal violento y fueron sobre estas tres causales sobre las que la Corte Constitucional le exigió al Ministerio de Salud hacer una Reglamentación para ellos.

El Presidente dijo que lo que ha hecho el Ministerio de Salud es presentar dicha resolución para que la ciudadanía haga los comentarios que consideren.

"Hay muchos comentarios importantes y valiosos que ha presentado la ciudadanía y por eso los responsable fue pedirle a la Corte Constitucional que abriera un periodo de 60 días para seguir escuchando a los haga ciudadanos y obviamente cumplir con el mandato de la Corte de esas tres circunstancias excepcionalísimas que tiene el país bajo la premisa de que el principio general es la prohibición", añadió Duque.

La Corte Constitucional estudia una tutela que busca tumbar algunos artículos del Código Civil que plantean que solo hay vida después del nacimiento.

Para la abogada Natalia Bernal esto va en contra de la ley y desconoce los avances de la ciencia pues la vida inicia desde las primeras semanas de gestación.

El estudio del recurso le correspondió al magistrado Alejandro Linares quien deberá elaborar una ponencia y presentarla ante la sala.

Según el Ministerio deben "abstenerse" de medidas que "incidan injustificadamente en el incremento de la edad gestacional", señaló que se debe permitir "en cualquier edad gestional".

El documento, que se encuentra a disposición del público en general para los comentarios de la ciudadanía, generó algunas polémicas en los últimos días, por lo que la cartera, en cabeza del ministro Juan Pablo Uribe, aclaró que se está tergiversando la información que allí reposa.

En primer lugar, el MinSalud aclaró que en Colombia el aborto está despenalizado desde hace trece años, por tres causales que determinó la Corte Constitucional, y que por mandato de esta el ministerio debe emitir una regulación para la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Esta orden fue notificada al ministerio el pasado 24 de abril, en la cual se informó que contaba con seis meses para ello, es decir el 24 de octubre tenía que tener lista la resolución definitiva, con el fin de eliminar las barreras de acceso al IVE y se garanticen las condiciones de salud, seguridad y salubridad.

En cumplimiento de este mandato, la cartera de salud publicó el pasado 9 de octubre el borrador de la resolución, donde se imparten instrucciones para garantizar la atención de la IVE en el marco del sistema de seguridad social en salud, de acuerdo con los alcances definidos por la Corte Constitucional.

Además, allí se señala las obligaciones de aseguradores y prestadores frente a la prestación de los servicios relacionados con la IVE, sin agregar nada distinto a lo ordenado por la Corte, según explicó el Ministerio de Salud este miércoles, a las información que empezó a circular.

Finalmente aclaró que el Ministerio de Salud le “solicitó a la Corte Constitucional ampliar en 60 días el plazo para la expedición de la regulación, con el fin de estudiar y responder todos los comentarios de la ciudadanía en torno a este tema y hacer las modificaciones que se estimen necesarias”.

Teniendo en cuenta que las tres causas en las que es legal el procedimiento son -si el embarazo fue producto de un acto sexual o acceso carnal no consentido; malformación incompatible con la vida del feto y riesgo inminente para la vida y la salud física y mental de la mujer- estas son algunos de los puntos que trae el borrador de la resolución.

Diagnóstico oportuno

Las personas que desean acceder a la Interrupción Voluntaria del Embarazo tienen derecho a acceder a una valoración integral y oportuna del estado de salud sobre el posible riesgo que llegue a representar el embarazo para su vida o su salud. La atención debe incluir una valoración del estado de salud físico y mental, y debe conocerse con precisión los procedimientos, tratamientos y medicamentos requeridos.

Además, se debe obtener de manera inmediata el certificado expedido por un profesional de la medicina o de la psicología, según sea el caso, para proceder a la Interrupción Voluntaria del Embarazo. En caso de que el embarazo sea consecuencia de violencia sexual, se puede acceder de manera urgente y gratuita a todas las demás atenciones en salud previstas para las víctimas de violencia sexual, incluida la Interrupción Voluntaria del Embarazo si así lo decide al persona.

Derecho a decidir sin ser juzgadas

La resolución también expresa que las personas que se encuentren en cualquiera de las causales de la sentencia C-355 de 2006, gozan del derecho a decidir libres de presión, coacción, apremio, manipulación y, en general, cualquier suerte de intervenciones inadmisibles respecto de su decisión reproductiva.

Cualquier forma de coacción o presión en contra de la persona en la toma de la decisión, ejercida por conocidos o por parte del personal de salud, asistencial, administrativo, humanitario, misional o de terceros, deberá ser informado ante las autoridades competentes para su investigación, esto es, y según sea el caso, ante las oficinas de control interno disciplinario, la Procuraduría General de la Nación, los tribunales de ética, la Policía Nacional o la Fiscalía General de la Nación.

Con respecto al derecho a la intimidad, la Resolución destaca que la decisión de una persona de interrumpir voluntariamente su embarazo –en las condiciones de la sentencia C-355 de 2006- pertenece a su esfera íntima o privada y, en consecuencia, no se trata de un asunto de interés público o general, pues es una decisión que le incumbe solamente a ella.

Tiempo de práctica del IVE

La resolución contempla que los Prestadores de Servicios de Salud, las EAPB y las Entidades Territoriales deben responder de forma urgente las solicitudes de IVE y garantizar su práctica, de ser posible, en la primera atención.

El término máximo para llevar a cabo el procedimiento, y si no se puede realizar en la misma visita de consulta inicial, es de cinco días calendario contados a partir de dicha consulta.

Obligaciones de las IPS

Las instituciones prestadoras de Salud tienen la facultad de adoptar protocolos de diagnóstico oportuno que permitan determinar si la persona en gestación se encuentra en los supuestos despenalizados mediante la Sentencia C-355 de 2006.

No obstante, no deben ni pueden abstenerse de generar barreras que den lugar a la dilación de la prestación del servicio de IVE e incidan injustificadamente en el incremento de la edad gestacional.

Prácticas indebidas

Las entidades prestadoras de salud no deben realizar juntas médicas de revisión o de aprobación por auditores, asesores legales o cualquier otro colaborador que ocasionan tiempos de espera injustificados para la práctica de la IVE.

Asimismo, no se debe exigir documentos como dictámenes de medicina forense, órdenes judiciales, exámenes de salud adicionales, autorización por parte de familiares, asesores jurídicos, grupos comunitarios, auditores, médicos y pluralidad de profesionales de la salud.

Ante ninguna circunstancia, se deben suscribir pactos individuales o conjuntos para negarse a practicar la interrupción del embarazo, ni acogerse formatos o plantillas de adhesión que incidan en que las entidades hospitalarias no cuenten en su planta de personal con médicos dispuestos a prestar los servicios para la Interrupción Voluntaria del Embarazo, según la resolución.

Iglesia católica rechaza regulación del aborto que adelanta el Gobierno

La Conferencia Episcopal de Colombia rechazó el proyecto del Ministerio de Salud con el que se reglamentaría el aborto en el país. Entre sus argumentos, la Conferencia Episcopal señala que la sentencia de la Corte Constitucional indica que el Congreso debe legislar una normativa sobre el aborto y que la entidad no lo ha hecho.

La iglesia agrega que el Ministerio de Salud no está facultado para reglamentar el aborto sin la existencia de una ley previa y que actualmente solo hay 3 casos en los que no se castiga el aborto en Colombia, por lo que reglamentarlo sería convertir un delito penal en un derecho constitucional.

El Ministerio de Salud y Protección Social publicó el borrador para recibir comentarios de la ciudadanía sobre la resolución que regularía la Interrupción Voluntaria del Embarazo-IVE. En el documento se recuerdan las causales por las cuales se despenaliza de manera excepcional el aborto:

  1. Cuando la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o la salud de la mujer, certificada por un médico.
  2. Cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida, certificada por un médico.
  3. Cuando el embarazo sea el resultado de una conducta, debidamente denunciada, constitutiva de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento, abusivo o de inseminación artificial o transferencia de ovulo fecundado no consentida, o de incesto.

El borrador de resolución también garantiza la atención de la IVE en el sistema de seguridad social en salud, señala las obligaciones de aseguradores y establece sanciones a quienes pongan bloqueos en el proceso para el acceso a la IVE.

Si bien el 24 de abril la Corte ordenó a MinSalud emitir la regulación hoy, bajo este documento también se solicita ampliar por 60 días el plazo para expedir la regulación. En este tiempo se estudiarán y responderán los comentarios al borrador y se modificará de ser necesario.

Cargando