¿Abortar tiene menos consecuencias que tener un hijo no deseado?

Un estudio realizado en Estados Unidos comprobó que abortar no genera cambios en la mujer.

El debate en torno al aborto es uno de los más álgidos, porque no solo abarca temas científicos, sino que también toca fibras sentimentales. Durante años, la polémica ha girado alrededor de las posibles consecuencias que podrían tener las mujeres al intervenir sus embarazos.

Por un lado, varios argumentan que las mujeres que abortan voluntariamente después desarrollan síntomas o enfermedades que podrían haberse evitado de llevar su embarazo hasta el final. Sin embargo, científicos estadounidenses han publicado en Annals of Internal Medicine un estudio en el que como tesis principal buscaban comprobar las consecuencias en las mujeres que abortaban. 

Le puede interesar: Supersalud sancionó con $1.400 millones a prestador de salud del Magisterio

El estudio, siguió los comportamientos de 874 mujeres embarazadas que quisieron abortar entre 2008 y 2010. De esta muestra, algunas pudieron abortas y otras no. De estas mujeres, 328 abortaron durante el primer trimestre de embarazo, 383 en el segundo y 163 dieron a luz. 

Todas, fueron entrevistadas durante los cinco años posteriores. Las preguntas abordaban temas de su cotidianidad como salud física y mental, logros sociales o laborales, relaciones con sus parejas y métodos anticonceptivos. 

El estudio determinó que el 95% de las mujeres que abortaron catalogaron esa decisión como buena. Lo cual contradice totalmente la premisa de que al abortar la mujer cae en depresión o arrepentimiento 

Lea también: Menos del 1% de las donaciones de sangre en el país no son confiables

En cuanto a la salud mental, quienes no abortaron presentaron más problemas relacionados con la ansiedad y propensión a permanecer en relaciones abusivas. Además, la mayoría demostró menor aspiración a nuevos planes de vida para el año siguiente.

Aunque el estudio da una nueva visión sobre las posibles consecuencias en las mujeres, los mismos investigadores afirman que las cifras no son suficientes.

Cargando