Lo más leído

  • "Cubre lo necesario", le dicen a Mara Cifuentes por esta foto en bikini
  • "Hasta en pijama se ve linda", le dicen a Valerie Domínguez por esta foto
  • Maluma confirmó que será el padrino del hijo de Pipe Bueno y Luisa F. W
  • Asesinan a usuario de TransMilenio dentro de un bus
  • Hombre asesinado dentro de bus de Transmilenio iba hacia su trabajo
  • EPS en la mira de las autoridades de salud en Ibagué
Proceso de paz con las FARC

Invito a los promotores del No a que le den una oportunidad a la paz con este nuevo acuerdo: Santos

El jefe de Estado destacó el logro en La Habana y explicó las propuestas de diversos sectores que se incluyeron en el nuevo documento.

Al socializar el nuevo acuerdo de paz que se logró en La Habana con las Farc, durante su alocución el presidente Juan Manuel Santos hizo un llamado a la unidad y pidió a los promotores del No dar “una oportunidad” al documento para lograr el fin del conflicto armado en Colombia. 

Consideró que el resultado del plebiscito “abrió la oportunidad de unirnos”, y afirmó que el nuevo acuerdo de paz “renovado, ajustado, precisado y aclarado debe unirnos, no dividirnos”. 

“Esa es mi invitación. A que nos unamos, así el acuerdo no satisfaga todas las aspiraciones de todos los sectores… Invito a todos los colombianos, a los promotores del Sí y del No, a que le demos una oportunidad a la paz con este nuevo acuerdo”, convocó el presidente Santos. 

Se realizaron cambios en 56 de los 57 bloques temáticos que se recogieron de las propuestas de los diferentes sectores que participaron del gran diálogo nacional, donde “se responde y aclara las preocupaciones que muchos tenían frente a la letra, el sentido del acuerdo o su implementación”. 

No hubo ajustes en el tema de la participación política para los jefes de las Farc 

Si bien, un punto que reclamaban desde los sectores del No era que los jefes guerrilleros no pudieran ser elegidos. Pese a la insistencia de los negociadores en este punto “aquí no se logró avanzar”. 

El presidente Santos le pidió a los colombianos comprender que “la razón de ser de todos los procesos de paz en el mundo es precisamente que los guerrilleros dejen las armas y puedan hacer política dentro de la legalidad”, por lo que el proceso con las Farc no puede ser una excepción. 

Señaló que esta guerrilla tiene un origen político y por lo tanto su intención es poder hacer política sin armas. 

Sin embargo, hizo la salvedad y aseguró que “no tendrán curules a dedo” y por el contrario, tendrán que participar en las elecciones, así mismo garantizó que no tendrán cargos en el gobierno, “pero si podrán ser elegidos”. 

Estos son los ajustes del nuevo acuerdo que destacó el presidente Santos 

1. En el nuevo acuerdo, las FARC tendrán que declarar y entregar todos sus bienes, so pena de perder los beneficios, y se usarán para reparar a las víctimas. 

Un reclamo generalizado de los del No y los del Sí era que se definiera en qué consistía la restricción efectiva de la libertad, pues fue criticado como impreciso. Eso se logró. 

El Tribunal debe fijar en cada caso: 

- Los espacios concretos en donde deben estar los sancionados durante la ejecución de la pena (que nunca serán más grandes que una Zona Veredal Transitoria de Normalización)

- Los horarios en los que deben cumplir las sanciones restaurativas.

- Establecer el sitio de residencia durante la ejecución de la sanción.

- Imponerles el deber de solicitar autorización para salir de las zonas donde cumplan la sanción.

- Señalar la periodicidad con la que el órgano de verificación debe reportar sobre el cumplimiento de la sanción. 

2. Se estableció además, y eso fue otra petición de partidarios del no, que el tiempo que pasen en las zonas veredales Transitorias de Normalización, se les tendrá en cuenta como parte de la sanción, siempre y cuando en ese período desarrollen actividades de reparación. 

3. Otro tema que exigieron muchos de los del No era que no hubiera jueces extranjeros. Eso también se eliminó. Todos serán colombianos y tendrán las mismas calidades de los magistrados de nuestras cortes. 

4. Una de las principales preocupaciones del Centro Democrático era el respeto a la propiedad privada, a la iniciativa privada y que a nadie se expropie por fuera de la ley ya vigente. Todo eso se logró y se ratificó, como lo pidió expresamente el ex presidente Uribe. Que no queden dudas: ¡Se respetará el derecho a la propiedad! 

5. Una preocupación de los empresarios era que se desatara una posible cacería de brujas en la aplicación para ellos de la justicia transicional. Ese temor quedó totalmente disipado y los empresarios satisfechos. Los que no sean responsables de crímenes graves tienen la posibilidad de obtener la terminación de los procesos que hoy los puedan afectar en la justicia ordinaria. 

6. En el nuevo acuerdo se incluyó expresamente que el partido que surja de la reincorporación de las FARC NO podrá, repito, NO podrá inscribir candidatos para esos espacios. 

7. Sobre la lucha contra el problema de las drogas, el nuevo acuerdo obliga a todos los que se presenten a la Justicia especial de Paz a entregar toda la información relacionada con el narcotráfico de manera exhaustiva y detallada para atribuir responsabilidades. En este tema fue particularmente insistente el ex presidente Pastrana. 

8. Se reiteró y subrayó también que el gobierno mantiene todas las herramientas para la erradicación, incluyendo la fumigación, además de los programas de sustitución para los campesinos. 

9. No habrá formalización de ningún predio en Colombia sin que antes se constate que está libre de la presencia de cultivos ilícitos. 

10. Una preocupación que compartieron muchos colombianos, y en particular la iglesia y organizaciones religiosas, fue que el acuerdo de paz pudiera contener elementos de la llamada ideología de género y se afectaran los valores de la familia. 

Pues bien, ese tema fue revisado con sumo cuidado por la Iglesia Católica, por los pastores cristianos y otros voceros del No. Se hicieron las modificaciones para garantizar que la llamada ideología de género no está presente – nunca lo estuvo— ni siquiera de manera sugerida. 

11. Es muy importante que los colombianos entendamos que la razón de ser de todos los procesos de paz en el mundo es precisamente que los guerrilleros dejen las armas y puedan hacer política dentro de la legalidad. Este proceso con las Farc no es una excepción, ni puede serlo. 

Las Farc tienen un origen político y su intención hacia el futuro es poder hacer política sin armas. Muchos de ustedes recuerdan que en 1990, en el acuerdo con el M-19, sus líderes salieron directamente de la mesa de negociación a participar en las elecciones.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir