Santos llega a Nueva York para participar de la Sesión Especial de la ONU sobre Drogas

El mandatario insistirá en que el enfoque de lucha contra las drogas debe ser el de la salud pública y los derechos humanos.

El presidente Juan Manuel Santos llegó a Nueva York, Estados Unidos, para participar de la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS 2016), que el propio mandatario promovió, junto a México y Guatemala, para revisar el enfoque actual de la política antidrogas en el mundo.

Esta es la tercera sesión que se convoca para revisar el tema, las anteriores se realizaron en 1998 y en 1990.

Sin embargo, 4 décadas de lucha contra el narcotráfico, deja en un saldo en rojo para las metas propuestas por la ONU, en materia de reducción de cultivos ilícitos; de la demanda de estupefacientes; de producción, fabricación, comercialización, distribución y tráfico ilícito de sustancias psicotrópicas y de blanqueo de dinero derivado del narcotráfico.

Desde el año pasado se construyó un borrador del acuerdo, que se firmará este jueves por loa países miembros de las Naciones Unidas, en el que se logró avanzar en un enfoque hacia los derechos humanos en las políticas de drogas, especialmente en la erradicación de cultivos, el medio ambiente y usos tradicionales de las sustancias sometidas a control.

Se amplió el enfoque de salud pública, en materia de prevención, tratamiento, y rehabilitación de consumidores. Así como se amplían los márgenes de autonomía para loa países, declarando que las convenciones sobre la materia son flexibles y que las políticas deben responder a la realidad de cada país.

Sin embargo, no se puede hablar de un nuevo consenso global, y quedan asuntos por resolver en los que insistirá el presidente Santos.

El primero de ellos en que se debe descriminalizar el consumo, atiendo la problemática con enfoque de salud pública y no de justicia penal y enfocando los esfuerzos de la fuerza pública en las estructuras criminales detrás del negocio del narcotráfico. 

Un segundo punto en el que insistirá el jefe de Estado es la necesidad de acabar con la pena de muerte como sanción a los delitos relacionados con estupefacientes.

Asiste con sus ministros de Justicia, Yesid Reyes; de Ambiente, Gabriel Vallejo; de Salud, Alejandro Gaviria y la canciller María Ángela Holguín.

El mandatario se dirigirá hacia 130 delegaciones de países miembros de la ONU, sobre las 10:00 de la mañana hora local, donde intentará persuadir a los líderes mundiales para promover el debate sobre estrategias más efectivas en la lucha contra las drogas ilícitas.

Cargando