Chávez dice que no le teme a romper relaciones comerciales con Colombia

El presidente venezolano lanzó un nuevo y duro ataque contra el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez, a quien llamo "señor farsante". Chávez planteó lo que serían los primeros efectos del congelamiento de las relaciones, como no comprar más leche y carne a Colombia.

El presidente venezolano lanzó un nuevo y duro ataque contra el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez, a quien llamo "señor farsante" y planteó lo que serían los primeros efectos del congelamiento de las relaciones con Colombia.

El mandatario venezolano dijo que considera la posibilidad de no comprar más leche y carne a los productores colombianos, al tiempo que advirtió que quedará paralizado un proyecto para la producción de lácteos en Machiques, una población del estado Zulia.

"La relación que llevábamos era de menos de dos mil millones de dólares, luego las llevamos a cinco mil y pico y quizás este año lleguemos a seis mil millones, pero eso pudiera verse afectado, porque ahora en vez de comprarle a Colombia ganado y leche tengo a Brasil. No quiero perjudicar a Colombia, pero, cómo se mantiene una relación así", aseveró Chávez.

Así mismo, el jefe de estado venezolano dio la orden para que los militares de su país no tengan ningún tipo de conversaciones con sus homólogos colombianos, especialmente en las zonas de frontera.

El presidente Chávez reveló que en las últimas horas recibió una nueva carta de Manuel Marulanda Vélez, Tirofijo, comandante de las Farc. Se trata de la primera comunicación directa entre ambas partes desde que el jefe de estado fue separado de la facilitación en el acuerdo humanitario.

En la carta, que Chávez mostró a la prensa, el jefe guerrillero considera que de haber seguido adelante el proceso se habría conseguido la liberación de un grupo de los rehenes a fines de diciembre y principios de enero.

El mandatario venezolano también anunció que en algún momento del proceso, él llegó a considerar la posibilidad de crear un corredor binacional humanitario que habría permitido el traslado de los rehenes a territorio venezolano con el fin de aliviar la presión de las fuerzas militares y de esta manera lograr unas mejores condiciones para los secuestrados.

Además, Chávez aseguró que una de las dos mujeres capturadas en Bogotá con pruebas de supervivencia de los secuestrados había estado en Caracas sirviendo de correo y enlace entre el palacio de Miraflores y el secretariado de las Farc.

El Presidente de Venezuela rechazó la declaración del alto comisionado Luis Carlos Restrepo, quien había declarado que el proceso de facilitación de él y de la senadora Piedad Córdoba se convirtió en un "carro loco". Chavez llamó de nuevo a Restrepo "alto comisionado de la guerra".

Cargando