Mujeres rurales
Mujeres rurales

“Una mujer capacitada es una mujer empoderada”

La frase se escuchó desde el Caquetá, en especial de Caracol Radio con las mujeres rurales de Colombia.

Mujeres sembrando plantas aromáticas en Caquetá /

El duro trabajo en los campos de Colombia no está destinado solo a los hombres; por el contrario, las mujeres lo asumen con mayor rigor y en condiciones más drásticas, pues además de las tareas propias de las fincas, igualmente realizan las labores del hogar, del cuidado de sus hijos, de sacar la familia adelante.

Y generalmente, las condiciones para las mujeres rurales son más difíciles que para los hombres, porque generalmente reciben menos dinero por su trabajo, son estigmatizadas, y muy frecuentemente víctimas de ultrajes y maltratos.

Pero muchas líderes campesinas están impulsando un cambio y han tenido logros importantes a favor de las mujeres rurales, que destacamos en Al Campo, de Caracol Radio, a propósito del Día Internacional de la Mujer que se celebra cada 8 de marzo.

Mujer rural en Caquetá / Foto: cortesía Clara Inés Hoyos

En este año 2021 invitamos a Clara Inés Hoyos, campesina cultivadora de plantas aromáticas en El Doncello, departamento de Caquetá y presidenta de la Asociación de Mujeres del Hogar, Asmuech, que agrupo a 45 campesinas desplazadas por la violencia que están rehaciendo sus vidas.

En la entrevista con Al Campo, de Caracol Radio, destacó, ante todo, el trabajo para capacitar a las mujeres, lo cual les permite un mejor desempeño en sus huertas y más opciones de ingresos a través de mejor comercialización.

De manera enfática, la señora Clara Inés Hoyos dijo en Al Campo que “Una mujer capacitada es una mujer empoderada” y sostuvo que la educación es la base para salir de las sombras que envuelven a las mujeres rurales de Colombia y en ese proceso hay que trabajar.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

La inclusión de la mujer en el agro

También hablamos con María Elisa Monroy, profesional colombiana en Administración de Empresas, quien recientemente fue nombrada como directora comercial para la región Andina, Centro América y el Caribe de la división de CropScience de Bayer. Ella realizó el Programa de Mujeres Líderes (Women’s Leadership Program) en el Babson College en Boston y dentro de su trabajo permanentemente promueve la inclusión de las mujeres en el mundo del agro.

En entrevista con Al Campo, de Caracol Radio, María Elisa Monroy afirmó desde México que es importante romper los estereotipos e incluir más a las mujeres en el liderazgo del agro, generar más oportunidades, dar la opción para demostrar que la mujer rural puede sacar adelante los proyectos que se le propongan.

María Elisa Monroy / Foto: cortesía Bayer

Hay que motivar a que se den esos cambios en la ruralidad, anotó la ejecutiva colombiana y añadió que la inversión en educación es clave para reducir las brechas.

La ejecutiva de Bayer destacó estudios que han demostrado que las mujeres rurales, en promedio, reciben un año más de educación que los hombres, pero no es suficiente porque hay desigualdad en el acceso y tenencia de la tierra, el acceso al crédito, e incluso en la remuneración.

Se necesitan cambios estructurales para generar una diferencia, remarcó María Elisa Monroy y también mencionó los problemas del machismo, pues en el hogar campesino las cargas no están divididas por igual entre mujeres y hombres. La mujer que sale al campo debe dividirse para cumplir en el trabajo y en las tareas del hogar, añadió.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El acceso a tierras, otra dificultad

Lo mencionó María Elisa Monroy, de Bayer: uno de los graves problemas para la mujer rural es la dificultad para el acceso a tierras y a créditos. Precisamente en Al Campo, de Caracol Radio, hablamos con Lucila Páez Niño, ex presidenta de la Asociación de Mujeres Campesinas e Indígenas del municipio de El Zulia, en Norte de Santander, quien ha trabajado en procura de la restitución de tierras en sus comunidades.

La señora Páez Niño anotó que la vida de la mujer campesina sin tierra es muy dura y el problema se agrava cuando es madre cabeza de familia, una situación muy común hoy en Colombia, derivada del conflicto interno.

En la lucha por tierras / Foto: cortesía Lucila Páez Niño

Las mujeres de su organización fueron desplazadas desde el año 2000 por el bloque Catatumbo de las autodefensas y han sido víctimas de los diversos grupos armados ilegales que durante años han azotado a Norte de Santander.

Por eso la lucha de Lucila Páez Niño, quien informó en Al Campo, de Caracol Radio, que recientemente logró asegurar la entrega de 13 hectáreas otorgadas por la Agencia Nacional de Tierras.

El 19 de febrero fuimos notificadas que habíamos logrado la meta y vamos a ser reparadas, afirmó la líder campesina y añadió que esas tierras serán básicas para fortalecer algunos proyectos productivos que están desarrollando, como la cría y levante de cerdos, que ha sido apoyado por la Unidad de Víctimas.

Explicó que las tierras que recibirán serán para el beneficio de 46 familias y remarcó que, para las mujeres rurales, “la tierra es todo, es lo que nos da el sustento diario”.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir