Educación

Bolívar

Colegio de María La Baja y Cardique realizaron siembra de 500 árboles

El proyecto incluye la gestión de recolección de basuras y residuos sólidos

El proyecto incluye la gestión de recolección de basuras y residuos sólidos(Institución Etnoeducativa Técnica Agropecuaria de Desarrollo Rural de María La Baja)

Cartagena de Indias

Con la intención de generar conciencia ambiental en la comunidad educativa y contribuir a la “oxigenación del aire que respiramos”, los estudiantes de la Institución Etnoeducativa Técnica Agropecuaria de Desarrollo Rural del municipio de María La Baja y la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (CARDIQUE), se unieron a la siembra de 500 árboles maderables y frutales para reforestar sus ambientes escolares, entendiendo que este plantel escolar tiene una infraestructura concebida para aumentar la sostenibilidad, reducir el impacto medioambiental y ser uno de los principales pulmones verdes de los Montes de María.

La estrategia pedagógica requerida por el Ministerio de Educación Nacional, surge como alternativa de solución encaminada hacia a la formación de una cultura ambiental en la comunidad educativa, apoyados en las disposiciones legales emanadas del decreto 1743 del 3 de agosto de 1994 que establece incluir los ‘Proyectos Ambientales Escolares’ (PRAE) dentro del PEI (Proyecto Educativo Institucional).

“En nuestra institución educativa nos asiste la constante de establecer líneas de reflexión y acción desde los ‘Proyectos Ambientales Escolares’ (PRAE), centrada para la formación integral y conciencia ambiental de nuestros estudiantes”, precisó, Miladis Vanegas Batista, coordinadora y líder académica de la Institución Etnoeducativa Técnica Agropecuaria de Desarrollo Rural de María La Baja.

La catedrática añadió, que el proyecto incluye la gestión de recolección de basuras y residuos sólidos, máxime cuando es uno de los puntos más sensibles dentro de la dinámica ambiental y ecológica que desarrolla el plantel escolar.

Jean Carlos Muñoz Cáceres, docente del área de conservación de recursos naturales, reveló que la siembra de un árbol cobra importancia para los seres humanos porque proporcionan alimentos, medicinas, madera, combustible y fibras. Además, brindan albergue a multitud de otros seres vivos, producen el oxígeno que respiramos, mantienen el suelo, regulan la humedad y contribuyen a la estabilidad del clima.

Teilor Puello Castro, rector de la institución educativa, asevera que es necesario promover cambios ambientales desde las escuelas para generar actitudes positivas frente al medio ambiente que permitan preservar los ecosistemas y la biodiversidad de la subregión de los Montes de María.

El educador agregó, que en el proyecto están comprometidos los 1.896 estudiantes de todos los grados, quienes apadrinaron a cada árbol sembrado, es decir, estarán atentos durante todo el año lectivo de su cuidado y crecimiento, “el medio ambiente es una problemática que debe ser investigada porque su deterioro está afectando no sólo los recursos con los que cuenta el planeta, sino la misma vida de todos los seres vivos que éste alberga, colocando en riesgo hasta la misma supervivencia de la especie humana”, enfatizó el rector.

El rector, indicó que es importante capacitar a toda la población sobre los efectos del cambio climático que amenaza cada día más a la humanidad, teniendo en cuenta que las continuas inundaciones, sequías, huracanes, entre otros fenómenos naturales que amenazan a las poblaciones son prueba de ello.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad