Orden Público

Bogotá

Exesposa de Javier Ordoñez: “Todos estamos recibiendo apoyo terapéutico”

Un año después los habitantes de Villa Luz recuerdan uno de los momentos más tristes de la historia del barrio.

Recuperación del barrio Villa Luz / Colprensa

Caracol Radio visitó el barrio Villa Luz, sector de Bogotá en donde comenzó todo el caso de Javier Ordóñez, sitio en donde fue agredido y lugar a donde fue llevado,  que después se convirtió en el centro de los disturbios y protestas.

Son los amigos y vecinos de Javier Ordóñez, los que aún recuerdan los momentos en los que estaban con él, cuando iban a la zona verde del conjunto residencial donde el vivía y en donde pasaban buenos momentos.

“Acá en la parte de atrás del conjunto nos reuníamos todos los viernes en las noches, era como nuestro sitio de encuentro en donde compartíamos y nos tomábamos unas cervezas, lo de ese día aun nos duele”, contó Manuel, vecino de Javier.

Para los habitantes del barrio lo que pasó el 9 de septiembre del 2020 y los días siguientes nunca se había visto, es como si todo el lugar se hubiera levantado ante la indignación del momento, ahora un año después cuentan como ha trascurrido este tiempo.

“La gente salió a las calles, muchos solo protestaron pacíficamente, pero poco a poco llego gente que no habíamos visto antes y las cosas se pusieron cada vez mas peligrosas, rompieron todo lo que había por la carrera 77, y durante los primeros meses la gente busco la forma de recuperar sus fachadas y vidrios, el CAI si lo recuperaron rápido”, explicó Danilo.

¿Y la familia?

María Angélica Garzón, mamá de los dos pequeños hijos de Javier Ordóñez, ya no estaba casada con él cuando ocurrió todo, se habían separado un tiempo atrás, sin embargo, es ella la que ha tenido que afrontar la dificultad de explicarle a sus pequeños lo ocurrido con su papá.

“Seguiré dándole ánimo a mis hijos y les demostraré que a pesar de las circunstancias la vida es bella para continuar y recordarles el amor que su papá sentía por ellos”, contó.

María Angélica es protagonista y testigo de primera mano del sufrimiento de una familia que durante un año han tenido que pasar verdaderas pruebas.

“Para todos ha sido un año bastante difícil y doloroso, parece que el tiempo se hubiese quedado estancado ese día, estamos tratando de reinventarnos y dándole mucho apoyo a los niños, a sus hijos. Para la familia no ha sido fácil el proceso, todos estamos recibiendo apoyo terapéutico, en especial para la mamá de él”.

Ya pasó un año, el barrio se recuperó de uno de los días más duros de su historia, solo el accidente de una avioneta que cayó muy cerca del barrio y que llenó de luto el sector podría “competir” (si se quiere) con lo ocurrido a Javier Ordóñez. Este, un año duro y de cambios, hasta el CAI a donde fue llevado cambió: ahora unos vidrios oscuros ocultan a la vista el interior del lugar.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad