Cultura

Ibagué

“Soy adicta a la fotografía”: Margareth Bonilla

Durante 17 años ha ejercido como directora del Museo de Arte del Tolima

“Soy adicta a la fotografía”: Margareth Bonilla

“Soy adicta a la fotografía”: Margareth Bonilla

54:00

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/507/1630800001118/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Margareth Bonilla, directora del Museo de Arte del Tolima

Hablar en Ibagué de Margareth Bonilla es referirse obligatoriamente al arte y la fotografía. Desde muy niña sintió una gran inclinación por aquella cajita mágica que permitía inmortalizar instantes de la vida.

Evelia Pérez era una amiga de la casa que siempre estaba acompañada de una cámara fotográfica y fue a través de ella que empecé a tener un especial cariño por la fotografía. No hay duda que ella fue esa primera inspiración”, sostuvo Bonilla.

Gracias al respaldo de sus padres emprendió camino hacia la capital del país para adelantar estudios en diseño publicitario y fue justamente allí donde dio rienda suelta a esa pasión por la fotografía. Profundizó en sus técnicas y cada día daba pasos para convertirse en una profesional de la imagen.

“Javier Sandoval jugó un papel clave en mi formación. De su mano aprendí mucho además que compartíamos el gusto por la imagen a blanco y negro, justamente esa ha sido mi pasión”, relató esta fotógrafa ibaguereña.

La docencia siempre ha sido un eje transversal en la trayectoria de Margareth Bonilla y fue justamente en Bogotá donde logró desplegar toda esa capacidad de transmitir sus conocimientos. Estudiantes de las universidades como Jorge Tadeo Lozano, Externado de Colombia, Javeriana y la afamada academia Arco, tuvieron esa fortuna de tenerla como su docente. A su regreso a Ibagué continuó con esa misión.

Le puede interesar:


Miguel Merino y su pensamiento para recuperar la grandeza del Tolima

Bonilla ha sido una testigo de excepción de la transición entre la fotografía análoga y la digital. De la cámara de rollo a los modernos dispositivos que realizan un mundo de funciones

“La Fotografía análoga es más exigente, requiere mayor cuidado para garantizar una óptima imagen. La fotografía digital es más facilista realiza más funciones sin la intervención de la persona. Igual uno se tiene que adaptar y en cualquier formato debe imperar la habilidad y la sensibilidad del fotógrafo”, dice Margareth quien recuerda con gran emoción las épocas del cuarto oscuro y el uso de los químicos para la realizar la revelación de los tradicionales rollos.

Otra de sus facetas es ser gestora cultural, actividad que ha desarrollado con lujo de detalles al frente del Museo de Arte del Tolima durante los últimos 17 años. Allí ha contado con el decidido respaldo del maestro Darío Ortiz Robledo, quien ha ejercido la presidencia de la junta directiva de este centro cultural de los ibaguereños.

Reviva la entrevista completa con Margareth Bonilla, directora del Museo de Arte del Tolima en el programa El Personaje de la Semana.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad