Lo más leído

  • La 'atrevida' foto de Carla Giraldo que tiene suspirando a sus fans
  • ¿Por qué 'La Roca' arrancó con sus propias manos la puerta de la casa?
  • La cantante Jennifer López presumió sus curvas en medio del mar
  • “Incautaron suplementos vitamínicos perfectamente legales”
  • "Tendremos aumento de casos en noviembre en Bogotá": Luis Ernesto Gómez
  • Piden retirar placa con el nombre del presidente Duque en Túnel de la Línea
Coronavirus

El infierno de pagar una condena en Pereira en época de pandemia

Esta es la historia de un interno de la cárcel de varones que, debido a su estado de salud, teme que su vida termine tras las rejas.

()

Condenado a más de cuatro años de prisión por el delito de tráfico de estupefacientes, Juan es uno de los 1.042 internos que hay en la cárcel de varones La 40, un lugar que hoy es foco de contagio de coronavirus debido a la confirmación de cuatro internos y la puesta en aislamiento de otros 100 reclusos que también podrían ser portadores del virus.

"Para que lo saquen a uno de aquí tiene que estar muriéndose. A mí me da mucho miedo porque, por ejemplo, en el espacio que estoy yo, estamos los adultos mayores y somos los más vulnerables", dijo.

Juan sufrió un infarto hace siete meses y fue operado de urgencia en la clínica Valle del Lili de la ciudad de Cali y, con impotencia, denuncia que las directivas del Inpec y del centro penitenciario nunca más lo llevaron a los controles mensuales que le recomendó el médico.

"La situación de la salud en la cárcel La 40 es deplorable. Yo soy operado de corazón abierto el 15 de enero, me llevaron al hospital, luego de 15 días me trajeron de nuevo a la cárcel y desde ese momento jamás volví a saber del cardiólogo", agregó.

Su crítico estado de salud, el hacinamiento y el brote de COVID-19 motivaron a Juan a comunicarse con Caracol Radio con el objetivo de dar a conocer su caso y exigirle a las autoridades que le brinden atención oportuna a él y a decenas de compañeros que tienen diferentes patologías que colocan en riesgo sus vidas en esta época de pandemia.

"Aquí hay un hacinamiento de más de la mitad. Tienen zonas de aislamiento y casi en todos los patios hay compañeros con síntomas y no hay espacio para separarlos", denunció Juan.

El Inpec, las directivas de la cárcel La 40 y las autoridades de salud municipales y departamentales han manejado muy herméticamente la información de los casos positivos de coronavirus al interior del centro penitenciario, no permitiendo el acceso a datos relevantes… El llamado que hacen los internos es a que los blinden frente al COVID-19 y, pese a que muchos de ellos han cometido errores, prime el respeto por los derechos humanos.

Lea también: Personería de Pereira hará seguimiento al brote de COVID-19 en cárcel La 40.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir