Motines

Motín en cárcel de máxima y mediana seguridad de Cómbita por Coronavirus

Simultáneamente, cárceles de otras ciudades del país, también protagonizaron violentas revueltas al parecer promovidas por la zozobra por Coronavirus.

En tensa calma amanece la cárcel máxima y mediana seguridad de Combita, y también sus alrededores, pues una verdadera 'batalla campal' se libró anoche y hasta la madrugada de este domingo, por cuenta de la sublevación de los internos de tres patios del penal.

La razón de la revuelta, fue entre otras cosas el inconformismo de los reclusos debido a que se prohibieron las visitas por la cuarentena obligada en medio de la emergencia nacional por la pandemia del Coronavirus.

De acuerdo con el Defensor del Pueblo en Boyacá, Mauricio Reyes, los reclusos se declararon en desobediencia, salieron de sus celdas, quemaron elementos como colchones y además intentaron darse a la fuga.

Por su parte, los guardianes del Inpec señalaron en Caracol Radio que la situación se salió de control, debido a la violencia ejercida contra la autoridad penitenciaria por parte de los reos.

Indicaron que el personal de seguridad no daba abasto para asistir la asonada y los disturbios dentro de la cárcel de Cómbita, que se unió a los motines que también se presentaron simultáneamente en otras cárceles de Bogotá y del país, por lo que fue difícil que los grupos especiales del Inpec asistieran la contingencia en el centro de reclusión, uno de los más importantes del país.

Por eso, la situación tuvo que contenerse con el apoyo militar y de la fuerza pública. Varias unidades del Ejército Nacional, del Esmad y la policía judicial, tuvieron que devolver el orden, pues los internos mantuvieron en sus manos, por varias horas, la emergencia.

En la mañana de este domingo, en una reunión extraordinaria, las autoridades tales como la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación dentro de otras, evaluará el resultado del motín, y establecerán si los presos que promovieron los desórdenes lograron fugarse y el número de personas heridas en el establecimiento carcelario.

Hay que decir que este amotinamiento se presentó horas después de que dentro de la cárcel de alta seguridad de Cómbita, se hubiera presentado una riña por enfrentamientos entre bandas criminales, donde dos presos resultaron muertos y al menos uno herido.

Los fallecidos fueron Alejandro Mazo Pulgarín, alias “Titi”, cabecilla de la banda “Pachelly” de Bello, Antioquia, y su homicida, quien fue linchado por un grupo de presos, luego de que hubiese materializado el asesinato. El hecho es materia de investigación.

Cargando