Imponen controles al comercio del caracol pala

Las autoridades de San Andrés están socializando con los comerciantes las medidas para preservar esta especie.

Las autoridades del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina pusieron en marcha una serie de medidas de control a la comercialización del caracol pala, una especie marina muy consumida en la zona insular y que entra en veda para protegerla.

El secretario de Agricultura y Pesca, Anthony Rojas Archbold, realiza recorridos por establecimientos públicos para explicar las medidas. El objetivo, además de preservar la especie, es garantizar un consumo sostenible del producto, explicó el funcionario.

Estamos verificando que los expendios estén comercializando los productos que establece la resolución de institución de cuota, en el sentido de que solo se puede comercializar caracol que sea capturado en Serrana. La cuota es de nueve toneladas. Además, debe cumplir unas normas establecidas por la Autoridad Nacional de Pesca y Acuicultura, como que el caracol tiene que pesar por lo menos 100 gramos o entre cuatro o cinco individuos que pese una libra. Todo esto en pro de tratar de garantizar una pesquería sostenible y que a futuro se pueda seguir aprovechando el recurso”, explicó el secretario de Agricultura y Pesca, según documento publicado por la Gobernación del archipiélago.

El funcionario destacó que los comerciantes han recibido positivamente las medidas y aceptado los controles para verificar que los productos se estén distribuyendo de forma correcta y bajo las medidas sanitarias dispuestas.

Durante las visitas que hemos hechos notamos una buena aceptación de los comerciantes. Ellos están prestos a dar la información, igualmente, en la verificación de que se cumpla con la norma y estándares que estamos pidiendo para garantizar que la pesquería se mantenga”, declaró el funcionario según la web de la Gobernación.

Según el Observatorio de la Reserva de Biósfera Sea Flower, el caracol pala es un molusco marino, lo que quiere decir que pertenece a un grupo de animales de cuerpo blando (algunos protegidos por una concha externa), como los pulpos, calamares, ostras, y mejillones. Viven en aguas tropicales no muy profundas (puede llegar hasta los 60 metros de profundidad) y su distribución se limita a la región del Gran Caribe, desde las Bahamas hasta Brasil, incluyendo el Golfo de México. Esta especie es uno de los moluscos más grandes que habitan el atlántico occidental, ya que puede alcanzar tamaños de hasta 35 centímetros de largo de su concha.

Cargando