Fueron priorizados 35 de los 382 proyectos de regalías declarados en riesgo

Las investigaciones disciplinarias y penales continuaran independiente del estado del proyecto

Gabriel Cifuentes, secretario para la Transparencia de la Presidencia fue claro en afirmar que independiente del estado de los proyectos de regalías cuando hay sospechas de irregularidades, las investigaciones a que hay lugar de carácter disciplinarios y hasta penales, avanzaran con el acompañamiento de los organismos de control y de la Fiscalía.

 

“El Gobierno Nacional ha identificado 382 proyectos que han sido suspendidos por encontrarse en situación crítica, de esos 382 que tienen un valor de 3 billones de pesos el Gobierno Nacional priorizó 35 de esos proyectos por un valor de un billón de pesos y la priorización respondió al impacto social que tienen a una distribución regional y al monto de cada uno de estos proyectos.”

 

El funcionario reconoció que la posibilidad de salvar la mayoría de proyectos va a ser difícil, sin embargo han priorizado 35 que podrían llegar a finalizar.

 

“Hay algunos de los proyectos priorizados que están en estado crítico, es decir, que están más a allá de cualquier posibilidad de recuperación y sobre los cuales caben responsabilidades disciplinarias y penales y pues obviamente fiscales.”

 

El secretario para la Transparencia de la Presidencia dio como ejemplo una licitación en el departamento de Córdoba en la que se suspendió la licitación por presuntas irregularidades.

 

“Cada uno de estos proyectos que se encuentran en suspensión de giros tiene en estos momentos acciones judiciales, es decir, cada vez que se suspenden los giros de un proyecto de regalías se envía a los organismos de control un informe sobre las razones que dan origen a la suspensión y así mismo se le solicita que abra una indagación frente a posibles faltas, ya sea disciplinarias o penales, en el evento en el que veamos que hay hechos de corrupción intervenimos inmediatamente como se hizo hace días en Ciénaga de Oro donde detuvimos una licitación de 112 mil millones de pesos financiados con recursos de regalías que no tenían sustento técnico y cuyos pliegos de contratación estaban aparentemente viciados y podría ser un contrato direccionado. En esos casos específicos es donde la secretaría encuentra que además de las fallas que ocurren en cualquier proyecto por falta de planeación o por cualquier razón pueda haber un direccionamiento nosotros intervenimos de inmediato como fue el caso de Ciénaga de Oro.”

Cargando