Ciudades

Desarticulan red de extorsión que operaba en barrios de Pereira y Dosquebradas

Los capturados se apropiaban de lotes y los vendían a familias de bajos recursos, quienes al no pagar las cuotas a tiempo eran amenazados.

Capturan banda delincuencial en Pereira - Oficial MEPER

Pereira

A través de la operación Delta, la Policía Metropolitana y la Fiscalía seccional, dieron captura a cuatro hombres conocidos con los alias de Wilmer, Vinagre, Mario y Veneco, quienes, de acuerdo con los resultados de la investigación realizada por las autoridades, extorsionaban a comerciantes, amas de casa y ciudadanos del común, de Pereira y Dosquebradas.

El coronel Javier Raúl Gallego Duque, comandante de la Policía Metropolitana de Pereira, ha dado a conocer que fue a través de una investigación de alrededor de seis meses, que lograron la captura de estos presuntos delincuentes, en los barrios Danubio, Tokio, El Dorado y San Judas, donde al parecer realizaban las extorsiones.

“Son 4 capturados identificados con los alías ‘Wilmer’, ‘Vinagre’, ‘Mario’ y ‘El Veneco’. Las personas afectadas directamente eran los comerciantes, amas de casa y la comunidad de Villasanta; también, el sector del Guayabal. Los cobros a estás personas eran de cincuenta mil a dos millones de pesos mensuales”, explicó el comandante.

Según información entregada por la Policía Metropolita de Pereira, los capturados tenían sus funciones totalmente detalladas dentro de la organización, siendo alias Wilmer quien se encargaba de la coordinación de las finanzas, extorsiones y venta de estupefacientes, alias Vinagre era quien intimidaba a las personas para realizar los pagos, Mario por su parte tenía la responsabilidad de delimitar los lotes y venderlos, entre otros aspectos referentes a los terrenos, y por último está el Veneco, sería el sicario de la organización delincuencial.

En unos sectores se había apoderado de lotes para luego venderlos; además, cobraban por la instalación clandestina de servicios de energía, donde le cobraban a las victimas, si no pagaban dicho dinero eran amenazados o atentaban contra ellos”, manifestó

Las personas que caían en esta estrategia debían realizar pagos semanales, y si no cancelaban en máximo tres días después del cobro, debían desocupar el inmueble a costa de agredirlos físicamente.

Los capturados presentan también antecedentes penales por delitos como homicidio y tráfico, fabricación o porte de armas de fuego.

Tras las audiencias de legalización de captura, les fue interpuesta la medida de detención intramural.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad