Salud y bienestar

¿A qué edad se deja de ser joven? La ciencia responde

La edad de las personas podría descubrirse teniendo en cuenta las transformaciones en las proteínas existentes en la sangre

¿A qué edad se deja de ser joven?, la ciencia responde / Morsa Images

Según un estudio de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, reveló que a los 34 años las personas comienzan a experimentar los primeros cambios cercanos al envejecimiento. Y es que, según los científicos a esta edad las proteínas comienzan algunos procesos de transformación.

El profesor de ciencias neurológicas Tony Wyss-Coray, y el líder del estudio señaló que gracias a la posibilidad de medir ciertas proteínas en la sangre la medicina podía obtener información sobre la salud de los pacientes. El equipo de investigadores realizó analizó las muestras de plasma de 4.263 personas entre los 18 y 95 años, con la intención de analizar las proteínas capaces de predecir la edad.

Más información

El estudio se basó en observar a 373 proteínas que estarían relacionadas con el reloj biológico de las personas. Tal como lo explicó Wyss-Coray, “Las proteínas son los caballos de batalla de las células constituyentes del cuerpo, y cuando sus niveles relativos experimentan cambios sustanciales, significa que tú también has cambiado. Mirar miles de ellos en plasma te da una instantánea de lo que sucede en todo el cuerpo”.

Los resultados de esta investigación arrojaron que las proteínas pasaban por tres momentos críticos a lo largo de la vida y que marcaban los puntos de inflexión para datar la edad de los individuos. Y es que a los 34, 60, y 70 años las proteínas transportadas por la sangre cambian de cantidad y pueden dar indicios de que el paciente se encuentra en edad adulta, madurez tardía y vejez.

Los científicos describieron que las muestras estudiadas también confirmaron lo que ya se tenía establecido y es que los hombres y las mujeres envejecen de manera distinta. Uno de los principales retos para ciencia del futuro será desarrollar estrategias que permitan mitigar las enfermedades relacionadas con el sexo y la edad, partiendo de estudios como estos.

“También para encontrar medicamentos u otras intervenciones terapéuticas, como los vegetales de hojas verdes, que retardan el proceso de envejecimiento o, por el contrario, para advertir de manera temprana sobre la tendencia imprevista de un medicamento a acelerar el envejecimiento”, destecó el autor.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad