Ciencia y medio ambiente

El fin del mundo y la señal en el Polo Sur que todos esperaban, ¿qué implica?

Conozca cuál es la señal que alarma a los científicos sobre el fin del mundo

El Polo Sur es una de las zonas más curiosas y enigmáticas del globo terrestre. Su distancia del resto del mundo y sus extremas condiciones hacen de este continente un lugar bastante llamativo para los científicos. También es una de las zonas donde se puede monitorear de mejor manera los efectos del cambio climático, el calentamiento global y los niveles de contaminación.

Más información

Debido al aumento de las temperaturas en la Tierra, los científicos han observado que en la Antártida estos efectos ya empiezan a acelerar la alteración del ecosistema. En los últimos estudios, se ha logrado determinar que el crecimiento de las plantas en esta región del planeta se ha acelerado considerablemente debido al deshielo y a las temperaturas cada vez más cálidas.

Los biólogos de la Universidad de Insubria (Italia) estudiaron las dos únicas plantas florales propias del continente y compararon sus resultados con los de hace más de 50 años. Al analizar las muestras encontraron que en la actualidad los registros de estas dos plantas arrojaron que, no solo han aumentado en cuanto a su cantidad existente, sino que, también que su crecimiento era más rápido que las anteriores décadas.

Las dos especies de plantas analizadas corresponden a las especies de la Deschampsia antarctica y el Colobanthus quitensis, las cuales crecen en la isla Signy: “La característica más novedosa de esto no es la idea de que algo esté creciendo más rápido”, dice el miembro del equipo Peter Convey, del British Antarctic Survey, sino que el crecimiento parece estar acelerándose. “Es que creemos que estamos empezando a ver lo que es casi como un cambio de paso o un punto de inflexión”.

Sin embargo, aunque los científicos afirman que otro de los factores que favorece al crecimiento de estas plantas ha sido la reducción de lobos marinos, la incidencia del cambio climático es indiscutible.

Otra de las posibles consecuencias que podría traer el cambio climático es que las especies de plantas invasoras colonicen a las plantas autóctonas. Estas repercusiones podrían llevar a la alteración y la amenaza de los ecosistemas y las formas de vida propias de estas regiones.

“Si extrapolamos lo que hemos observado en la isla Signy a otros lugares de la Antártida, también puede producirse un proceso similar”, afirma Nicoletta Cannone, bióloga a cargo del estudio. “Esto significa que el paisaje antártico y la biodiversidad podrían cambiar rápidamente. Algo que podría dar lugar al fin del mundo tal y como lo conocemos.”.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad