Fin del mundo: la ciencia explica por qué la vida llegaría a su fin

Científicos han advertido de eventos en donde el ser humano estaría implicado, así como de eventos naturales que terminarían con la vida en el planeta

Fin del mundo /

Una de las mayores preocupaciones de la humanidad está relacionada con el fin del mundo. Por siglos la raza humana ha intentado descifrar la fecha y la hora en la que se desarrollaría el suceso que acabaría con la vida de los seres humanos y con todo lo que habita en la Tierra. No obstante, por el momento todo se ha quedado en teorías y especulaciones de alguno científicos

Asimismo, muchos interesados en este tema se han puesto en la tarea de investigar y hallar pistas que permitan entender no solo la fecha exacta, sino cómo ocurriría dicho evento. La investigación ha sido tanta que hay varios libros que intentan narrar posibles formas en las que se acabaría la vida. 

Algunos de los posibles finales del mundo que tanto se han mencionado son los siguientes: 

- Guerra nuclear:

Desde hace muchos años se ha aclarado que los conflictos entre países abren la posibilidad de que una guerra nuclear se dé y en consecuencia la vida humana termine. Esta preocupación se da luego de que en la segunda guerra mundial la sociedad pudo experimentar y observar las consecuencias de una bomba de este tipo. 

Ahora bien, con el conflicto entre Rusia y Ucrania se ha mencionado que hay  posibilidades de que estas dos naciones terminen desatando una guerra de este tipo. Sobre todo porque Rusia tiene unas 6.375 cabezas nucleares y Estados Unidos, que apoya a los ucranianos, cuenta con 5.800 de estas.

Sobre esto Carl Sagan indicó que lo que sucedería es que si hay una guerra nuclear en la que se explosionen más de 10.000 megatones, lo que pasaría es que entre el 30 y el 60% del hemisferio norte quedaría durante unos días en una oscuridad total. Es decir, con una explosión habrían grandes nubes de polvo, de ceniza e incendios. Esto provocaría un invierno nuclear en el que se calcula que la temperatura de la Tierra bajaría en pocas horas hasta ocho grados. 

Lo grave de esta situación es que en un invierno nuclear no habría paso de la luz solar y por ende las plantas no podrían realizar sus funciones y morirían. Además,  con 10.000 megatones se destruiría hasta el 50% de la capa de ozono, de esta manera, la radiación ultravioleta mataría básicamente a todos los seres vivos. De igual forma, habría lluvia radiactiva que no solo contaminaría, sino que con esta habrían grandes posibilidades de morir en las primeras horas. 

Por otro lado, por el momento nueve naciones tienen bombas nucleares, que son Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Inglaterra, India, Pakistán, Corea del Norte e Israel. 

Ahora bien, Carl Sagan aclaró que con sus cálculos concluyó que hay cuatro países en los que hay grandes posibilidades de que se dé el estallido de una guerra nuclear: Rusia, Francia, Inglaterra y Estados Unidos. Por este motivo, mencionó que el hemisferio norte sería el afectado.

- Tormentas solares:

La ciencia también ha mencionado la posibilidad de una tormenta solar. En esta se verían afectados los satélites, las comunicaciones, habrían cortes de energía y más. La Tierra ya antes ha experimentado una tormenta solar, por lo que se conocen las consecuencias de un evento de este tipo.

La primera tormenta que ocurrió se le denominó el evento Carrington que fue en 1859 en Colombia y la cual ha sido considerada la más fuerte registrada. Sin embargo, se ha hablado desde la ciencia que existe la posibilidad de que ocurra una mucho más fuerte que afecte la vida en la Tierra. 

Para ese momento las auroras boreales o evento Carrigton dañaron los sistemas de comunicaciones, por lo que se prevé que en caso de que vuelva a ocurrir sería grave para la humanidad debido a su dependencia con la tecnología. Lo anterior, sobre todo con el tema de la conservación de los alimentos. Habría, además, pánico, violencia y se tardaría en recuperar toda la tecnología perdida. 

Por otro lado, se ha hablado de la posibilidad de una tormenta solar dentro de poco, debido a que por el calentamiento global, el Sol ha afectado la temperatura. Además, científicos han indicado que habría un 2% de posibilidades de que una gran tormenta solar se dé por la incidencia tan fuerte que está teniendo el Sol en la Tierra recientemente. Sin embargo, no hay forma de saber una fecha en la que podría pasar. 

- El virus letal y el calentamiento global

Otra de las grandes teorías que se ha realizado sobre el fin de la vida en la Tierra está relacionada con alguna enfermedad que sea tan letal que no haya cura y en consecuencia la raza humana se acabe. La pandemia del coronavirus le demostró a la sociedad que una enfermedad puede generar mucho daño, no solo en términos de salud, sino también económicos, sociales, políticos, culturales y más. Sin embargo, por fortuna el avance en la ciencia ha sido tal que en poco tiempo se lograron desarrollar varias vacunas que han permitido proteger a la gente de ese virus.

Anteriormente, el mundo vio también como la gripe española en 1918 dejó entre 50 y 100 millones de fallecidos y unas 500.000.000 personas se contagiaron. Otros dos ejemplos son la peste negra o todas las enfermedades que llegaron a América luego de la conquista, las cuales terminaron con la vida del 80% de los indígenas. 

Por el momento, los científicos han demostrado gran preocupación por el virus del nipah, que puede estar presente en humanos y animales. Además, tiene un 70% de mortalidad. Sin embargo, un tema que no hace preocupante ese virus es que no se contagia de humano a humano. No obstante, en caso de que mute su mortalidad podría aumentar. 

Sobre este tema, expertos han mencionado que la ganadería intensiva deriva en deforestación y esto aumenta no solo la destrucción de bosques tropicales, sino también la cercanía con los animales (con los que el ser humano no ha tenido o casi no tiene contacto) y el contagio de zoonosis. Es decir, la deforestación aumenta la posibilidad de que los seres humanos se contagien de nuevas enfermedades y en consecuencia se dé una pandemia.

Además, también se ha hablado que el aumento de la temperatura podría provocar que enfermedades congeladas salgan a la luz. El tema del deshielo que está sucediendo en Antártida o en algunos glaciares del Tíbet ha generado preocupación. Hasta hace poco biólogos pensaban que los virus que estaban congelados, que tenían 50.000 años o 200.000, no generarían peligro debido a que estarían inactivos. Sin embargo, descubrieron en un experimento que un virus congelado, que este en condiciones adecuadas, podría afectar a la sociedad.

- Los asteroides

Desde hace más de 30 años se ha sabido de formaciones extrañas en las capas de la Tierra y fósiles de especies, Con esto se encontró que hay un patrón y que podría estar relacionado con extinciones masivas de especies cada cierto tiempo por cometas. Como prueba se ha recalcado que se ha encontrado en las capas de la Tierra un material conocido como iridium, que es un elemento químico escaso en la Tierra, pero abundante en los cometas.

Con lo anterior, se llegó a concluir que a la Tierra han llegado cometas, que como se sabe suelen impactar con otros planetas y ocasionan desastres, tal como en la extinción de los dinosaurios. Asimismo, también se encuentran los asteroides que representarían un peligro debido a la posibilidad de que pueden llegar a chocar con la Tierra. 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir