Ucrania

Los médicos: la cara invisible de la guerra en Ucrania

Mientras los ciudadanos evacúan y los ataques continúan, los médicos se quedan en el país para ayudar a todos los afectados por la guerra.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

 Ucrania cumple más de 70 días de invasión militar rusa y en los casi tres meses de guerra, los médicos siguen siendo el grupo de personas que llega a todo el país y pese a que los ciudadanos evacúan y los ataques continúan, ellos permanecen para ayudar a la población.

Caracol Radio habló con Isabel Grovas, coordinadora de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Ucrania, quien ha estado en la ciudad de Ivano Frankivsk con un equipo de 20 personas de múltiples nacionalidades desde el inicio de la invasión militar.

El día a día

Grovas explicó a Caracol Radio que su trabajo diario “consiste en evaluar las necesidades de la población desplazada, de los hospitales y centros de salud para poder ayudar con distintas actividades como formaciones y donaciones”.

“Cada día empezamos con una reunión de todo el equipo para organizar las actividades y definir las prioridades y bueno, a veces todos estos planes se interrumpen por las alarmas y tenemos que irnos a los bunkers, y esto dificulta pues el trabajo, pero bueno, nada comparado con el desgaste emocional que todo esto causa a la población civil”, detalló Isabel Grovas.

Si bien su equipo está desplegado en Ivano Frankivsk, MSF también tiene una base logística Belgorod desde donde evalúan a los desplazados que llegan de zonas atacadas en otros puntos del país.

Los equipos de MSF también se han desplazado a las zonas del este “para hacer una evaluación de las necesidades y ver si sería o si es necesario apoyar allí las autoridades sanitarias y a la población civil. También hay equipos en otras zonas del país como Kiev, Járkov, Leópolis, Odesa o Dnipro”.

Los ataques

Considerando el contexto de la guerra, estos ataques inevitablemente tocaron a los médicos de MSF. Isabel confirmó que “Uno de los equipos de MSF, estuvo presente durante un ataque en el recinto de un hospital en una zona residencial de Nikolai”.

“Como en otros conflictos vemos que las estructuras de salud o los civiles no son respetados y exigimos que se respete la ley internacional humanitaria que garantiza la protección de la población civil en general y de los hospitales en específico”, resalta la coordinadora médica de MSF.

Ante esos ataques, Isabel señaló que es crucial que se siga ayudando a las personas que escapan de las zonas de combate y “a las personas más vulnerables como los mayores, muchas veces con problemas médicos que pueden verse agravados ahora por esta situación por falta de acceso a sus tratamientos y a sus medicamentos habituales”.

Las tareas adicionales

Si bien el apoyo del MSF tiene como base la formación al personal sanitario, las donaciones de medicamentos y otros suministros, Isabel señaló que también intentan apoyar al Gobierno y al Ministerio de Salud en la evacuación de las personas afectadas por los ataques.

Tenemos un tren medicalizado donde se está llevando transportando a los heridos y a los enfermos desde estas zonas hacia Leópolis. También tenemos muchas actividades en salud mental porque como es normal en esta situación, la población está sometida a un nivel de estrés enorme y necesitan apoyo emocional que podemos brindar a través de nuestros psicólogos”, concluye Isabel.

El apoyo local

El trabajo de Médicos Sin Fronteras en Ucrania se fundamenta en un acuerdo firmado con el Ministerio de Salud de Ucrania y, si bien los médicos ucranianos siguen trabajando, también están recibiendo apoyo de la población civil.

“Existen infinidad de organizaciones de voluntarios ayudando y no deja de impresionarnos y de conmovernos la solidaridad de la gente que incluso estando ellos mismos afectados siguen ayudando a otros”, indicó Isabel.

La coordinadora del MSF para Ucrania agregó que el trabajo ha tenido un buen avance dado que la formación del personal de salud local es buena pero que dada la situación de la guerra están desbordados y allí es donde los equipos médicos inician su apoyo, “cubriendo las necesidades que el sistema no es capaz de cubrir”.

Mientras usted leía esta nota, los médicos continuaron realizando su trabajo en Ucrania, arriesgando su vida y cubriendo las necesidades de la población afectada por la crisis bélica y en otras zonas del mundo por la pandemia del COVID-19.  

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir