Internacional

Estados Unidos

Un ecuatoriano que fue voluntario durante meses tras el 11-S

Wilson Sánchez dio la mano a la ciudad de Nueva York durante la tragedia. Hoy sigue a la espera de que EE.UU cumpla su promesa de legalizarlo.

Un ecuatoriano que fue voluntario durante meses tras el 11-S

Un ecuatoriano que fue voluntario durante meses tras el 11-S

10:06

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/507/1631287911887/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Atentados del 11-S

Wilson Sánchez es un ecuatoriano, un latino, residente de la ciudad de Nueva York desde hace más de dos décadas. Sin pensarlo dos veces, corrió hacia las Torres Gemelas que colapsaban después de haber sido atacadas por dos aviones secuestrados el 11 de septiembre de 2001.

Caracol Radio habló con él y contó cómo voluntariamente se unió al cuerpo de bomberos y policías para remover escombros en busca de sobrevivientes. Permaneció en ese lugar por tres meses, hasta que su cuerpo pudo resistir. Motivado por la expresión "haced el bien sin mirar a quien", Sanchez ayudó la ciudad que lo acogió.

También puede leer:

Como él, muchos inmigrantes indocumentados se enlistaron para dar una mano amiga, fueron aceptados por las autoridades locales para colaborar en la zona, vieron los horrores de una guerra y su salud fue deteriorada por la exposición a gases tóxicos.

Al terminar sus labores, Wilson asegura que el entonces presidente George W. Bush y Hillary Clinton, en su momento Secretaria de Estado, les prometieron legalizarlos e indemnizarlos. Han pasado 20 años y siguen esperando que se cumpla esa promesa.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad