PSG

De Pastore a Messi, los fichajes que cambiaron la cara del PSG

Un Fondo Soberano de Catar compró al PSG entre 2011 y 2012 por 100 millones de euros, desde entonces, la historia del equipo cambió para siempre.

Leonardo, director deportivo del club y el argentino Javier Pastore /

El París Saint Germain fue fundado en agosto de 1970 gracias a la fusión de dos equipos: el París Football Club, actualmente en la Ligue 2, y el Stade Saint-Germanois. Durante las décadas del setenta, ochenta, noventa y comienzos del 2000, el PSG no pasaba de ser un equipo irregular con algunos campeonatos ganados, pero sin mayores aspiraciones europeas.

El punto de giro fue entre el 2011 y el 2012, cuando el Qatar Investment Authority, un Fondo Soberano de Inversión creado en el 2005 que gestiona los beneficios producidos por el petróleo tanto dentro como fuera del país árabe, compró al París Saint Germain por 100 millones de euros.

Le puede interesar:

Del pionero Javier Pastore a la roca Sergio Ramos y Messi, pasando por el rey Zlatan Ibrahimovic, el París Saint-Germain en su versión 'Catar',  ha fichado una multitud de estrellas en su búsqueda por la Liga de Campeones.

Javier Pastore, el pionero

Siempre será el primero. Fichado en el verano (boreal) de 2011 a cambio de 43 millones de euros (50 millones de dólares), una cantidad récord en la época en la Ligue 1, Pastore fue la primera figura del proyecto de Qatar Sports Investments (QSI).

El centrocampista argentino de 22 años, presentado a su llegada como una futura estrella mundial, muestra pronto el talento que atesora. Primer jugador en maravillar al Parque de los Príncipes desde el brasileño Ronaldinho por sus imprevisibles gestos técnicos, 'El Flaco' conquista rápidamente el corazón de los hinchas parisinos, a falta de ser titular indiscutible.

Capaz de lo mejor y de lo peor, Pastore fue un atractivo futbolista cuyos destellos no fueron suficientes para que el PSG brillara en la Liga de Campeones.

Zlatan, rey de París, emperador de la Ligue 1

Autoproclamado leyenda de París tras su marcha en el verano de 2016, Ibrahimovic fue tan espectacular en el terreno de juego como imprevisible en rueda de prensa.

Generoso tanto en declaraciones escandalosas como en sensacionales gestos técnicos, el gigante sueco no dejó a nadie indiferente en su etapa parisina (2012-1016).

Al sacarlo del AC Milan, el PSG no solo fichó a un delantero de clase mundial, sino también una marca, el reclamo mediático de la Ligue 1. Sin embargo, esta máquina de hacer goles (156 en 180 partidos) que puso el campeonato francés a sus pies no pudo conquistar Europa.

Beckham, la multinacional

Mientras 'Ibra' hizo dar un salto deportivo a los parisinos, la misión de David Beckham fue completamente distinta. Al llegar al PSG en enero de 2013 para una estancia de seis meses, el inglés de 38 años tenía que hacer entrar al club capitalino en otra dimensión.

Con el inglés, icono publicitario global, el PSG logra un poder de atracción enorme, tanto en el plano económico como en el deportivo. Su presencia consolida la imagen del cuadro francés a nivel internacional, le ayuda a conquistar los mercados asiáticos y americanos, especialmente en lo referente a los derechos televisivos, y permite atraer otros grandes jugadores.

Una operación de comunicación en la que todos salen ganando, con un jugador a punto de retirarse convertido en embajador oficioso del proyecto QSI y de esta nueva "marca PSG".

Neymar y Mbappé, un verano soñado

El verano de 2017 se salió de lo normal, con más de 400 millones de euros (468 millones de dólares) desembolsados por dos jugadores. Ese fue el precio que hubo que pagar para sacar del FC Barcelona a Neymar (222 millones de euros) y atar a Mbappé (180 millones de euros), anunciado como la futura estrella del fútbol francés después de una temporada extraordinaria en el AS Mónaco. Los dos socios en el ataque pronto se hicieron cómplices en el terreno de juego.

Guiado por su eléctrica pareja, el PSG se instala definitivamente entre la nobleza europea y roza su sueño, al perder la final de la Champions 2019-2020 por 1-0 frente al Bayern de Múnich.

Ramos, la experiencia de los títulos

Para robustecer la parcela defensiva del PSG, que sufría en los partidos importantes, nada mejor que una roca con un palmarés fuera de lo común, incluidas cuatro Champions.

Con Ramos, que no renovó con el Real Madrid, el PSG firma un futbolista que cuenta con una experiencia fundamental para los partidos de eliminatorias. El problema es que el central español de 35 años todavía no ha disputado ningún minuto con la escuadra gala, por una lesión en el gemelo izquierdo. Aunque el PSG se ha hecho con un jugador de fama mundial, será necesario que el cuerpo le dé un respiro.

Messi, la cereza del pastel

Aprovechando la pésima gestión del Barcelona en los últimos años, incapaz de retener al argentino por problemas económicos, el PSG ha dado la estocada final a su proyecto, luego de incorporar al seis veces ganador del balón de oro y uno de los mejores jugadores en la historia del deporte rey. Aunque su historia en el equipo está por comenzar, se puede considerar como el mejor fichaje en la historia del club y lo mejor, llegó gratis.


Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir