Santurbán: el agua de los santanderes

Abastece a aproximadamente 1,5 millones de personas.

/

Treinta municipios de Norte de Santander y Santander resguardan las 142.608 hectáreas del páramo de Santurbán. Cerca de 10.000 personas habitan en el páramo, campesinos que viven de cultivar papa, cebolla y mora, cría de ganado y la minería, esta última registrada en los municipios de Vetas y California.

El agua que almacena la vegetación y los suelos de Santurbán abastece a aproximadamente 1,5 millones de personas de los santanderes. En Berlín y la parte suroccidental, está la zona con mayor demanda hídrica para consumo humano, la cual surte a Bucaramanga, una de las principales ciudades del país.

La zona nororiental del páramo, que comprende las partes altas de las cuencas de los ríos Zulia, Pamplonita, Sardinata, Tarra y Algodonal, le brinda el líquido vital a Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, y a varios distritos de riego.

Según el Ministerio de Ambiente, en Santurbán habitan más de 290 especies de animales y 450 de plantas. Dos tipos de orquídeas (Epidendrum chioneum y Cyrtochilum revolutum) son exclusivas de ese páramo.

Entre sus animales más emblemáticos están el águila crestada, el cóndor de los Andes, el oso de anteojos, el chirriador, el pato zambullidor, el pato de páramo y el venado de páramo.

Sus primeros pobladores fueron los guanes, chitareros, yariguíes y laches, indígenas que intercambiaban entre ellos productos como oro, papa, maíz, tabaco, algodón y cacao. A comienzos del siglo XVI ocurrieron las primeras exploraciones para sacar oro de sus dominios, una actividad que sigue viva en algunas zonas del páramo.

Desde 2014, el Fondo de Agua Alianza BioCuenca trabaja en el páramo de Santurbán a través de Mi Páramo, una plataforma de cooperación público-privada que busca movilizar recursos financieros para la conservación del ecosistema de alta montaña basados en estudios científicos sobre los beneficios hídricos.

Esta plataforma cuenta con el apoyo de empresas y entidades como Bavaria y su marca Agua Zalva, Corponor, la Embajada Suiza en Colombia, la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ), Good Stuff international Latinoamérica y Caribe, la Cancillería de Colombia y el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga.

Mi Páramo orienta sus inversiones en conservación, restauración y apoyo a la producción sostenible de los campesinos. Trabaja en varias líneas de acción como estudios hídricos en la cuenca, socialización con las comunidades, caracterización de los predios vinculados, firma de acuerdos voluntarios con las familias y monitoreo continuo.

En los últimos siete años, este proyecto ha logrado proteger más de 6.000 hectáreas del páramo de Santurbán en Santander y Norte de Santander, además de beneficiar a más de 1.200 familias de la región con alternativas productivas sostenibles y la siembra de más de 260.000 árboles nativos.

Bavaria, que participa en Mi Páramo desde 2017, ha dispuesto 10.000 millones de pesos para apoyar las iniciativas de custodia de agua en los páramos de Santurbán y Guerrero, dos ecosistemas priorizados por el Gobierno nacional.

Además, desde 2019 cuenta con Agua Zalva, una marca de agua con propósito ambiental que le permite a los colombianos hacer un aporte real a la protección de los páramos: con cada botella que compren, se protege un metro cuadrado de vida.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir