Motines

Noche de terror en La Modelo: Fiscalía investiga tortura y homicidio

Se cumple un año de las protestas de los presos que exigían mejores condiciones en momentos cuando la pandemia iniciaba en el país.

Familiares de los reclusos exigen justicia por la muerte de sus seres queridos en aquel motín del 21 de marzo. /

En la noche del 21 de marzo y madrugada del 22 de marzo, las personas privadas de la libertad iniciaban de manera simultánea una serie de protestas en las cárceles del país exigiendo mejores condiciones para evitar el contagio del Covid-19, que ya reportaba sus primeros casos en el país.

Las manifestaciones más intensas fueron en la cárcel la Modelo de Bogotá, donde se habría presentado un intento de fuga. En los barrios aledaños no se dejaban de escuchar disparos y helicópteros sobrevolando el sector, lo que llevó a las familias de los reclusos a trasladarse a las puertas del centro penitenciario.

En la mañana de ese domingo, la entonces ministra de Justicia, Margarita Cabello, entregaba un balance demoledor que hoy investiga la Fiscalía General: 24 presos muertos (23 de ellos por arma de fuego y uno por caída libre), y además de 107 heridos (33 de la guardia del INPEC y 76 privados de la libertad).

Un año después de los hechos, la Dirección Especializada Contra las Violaciones de Derechos Humanos de la Fiscalía ha abierto cuatro líneas de investigación, en donde se han ejecutado 829 labores y están en desarrollo más de 180, para determinar posibles responsabilidades de los guardias del Inpec que controlaron la situación y evitaron la posible fuga de los privados de la libertad.

Leer más:

Cayó jefe de mafia señalada de sembrar el terror en Buenaventura

Despliegan 130 mil policías para el puente festivo de San José

Bajan homicidios en Buenaventura en 79 días de intervención

Torturas

Según el informe preliminar de la Fiscalía, se habrían hecho “prácticas encaminadas a infligir dolores y sufrimientos, a través de presuntas agresiones físicas y la supuesta exposición desnuda” de los presos en tres momentos: durante la retoma del centro penitenciario después del amotinamiento, en traslados a centros médicos y en celdas de aislamiento.

Para investigar estos casos, la Fiscalía realiza entrevistas y dictámenes periciales en el marco del Protocolos de Estambul.

Posibles ejecuciones extrajudiciales

La Fiscalía investiga, aún dentro de presuntos casos de legítima defensa, hechos que constituirían homicidios con “fuente externa”, por la ubicación de los cuerpos.

Hay más de 20 labores de investigación en manos de la Fiscalía. “Una vez se cuente con otros resultados de balística, se ordenará al Instituto Nacional de Medicina Legal la aplicación del Protocolo de Minnesota”, dice el informe del ente investigador.

Adicionalmente, se indaga una posible tentativa de homicidio respecto de personas lesionadas con armas de fuego que no estaban en ubicaciones “que hiciere presumible su fuga y con heridas en puntos vitales”.

Por eso, se han ordenado labores de reconstrucción de la escena de lo ocurrido esa noche con topógrafos, un estudio de trayectorias balísticas, planimetría, cartógrafos, fotógrafos, análisis del caso con estudio, entre otras labores técnicas de apoyo.

Por lo anterior, se indaga la posible responsabilidad de mandos medios y directivos por la presunta omisión en el cumplimiento de sus funciones.

El otro frente investigativo es la posible manipulación de las cámaras de seguridad en el centro penitenciario en la noche de las protestas, de las copias de discos entregadas a la Fiscalía y el posible extravío de información médica de los presos.

Las indagaciones por las afectaciones físicas y psicológicas que padecieron los dragoneantes y auxiliares por acciones violentas de algunos privados de la libertad también están en la lista de la Fiscalía.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir