Internacional

Narcotráfico

ONU a Duque: ‘Reanudar el glifosato atentaría contra el acuerdo de paz’

Además, consideran que supondría enormes riesgos para los derechos humanos y el medio ambiente.

Relatores de la ONU alertan de una posible contaminación de fuentes hídricas con glifosato.(Colprensa: Archivo.)

Los siete relatores de Naciones Unidas manifestaron su preocupación por la intención del Gobierno del presidente Iván Duque de reactivar el Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos con Glifosato (PECIG) por los riesgos que tiene para los derechos humanos y el medio ambiente.

Según dice la carta dirigida al presidente, enviada el pasado 17 de diciembre de 2020 y hecha pública después de dos meses por la ONG De Justicia, la reanudación de las aspersiones aéreas con glifosato “atentaría contra el Acuerdo de Paz y contra lo dispuesto por la Corte Constitucional respecto a la jerarquía entre las estrategias para la erradicación de cultivos ilícitos”.

Entre los argumentos de no regresar a las aspersiones aéreas con el químico, los relatores de la ONU dicen que la propuesta del Gobierno se da en un contexto de agudización de la violencia, baja implementación del Acuerdo de Paz, déficit de participación ciudadana en temas ambientales y el sistemático desconocimiento de los derechos fundamentales de pueblos indígenas y afrocolombianos.

Por otro lado, otra de las preocupaciones manifestadas por la ONU, tiene que ver con la posible contaminación de cuerpos de agua, en momentos en que es vital para atender la pandemia del Covid-19.

Leer más:

“Dicha contaminación se da no solo porque los cuerpos de agua sean asperjados, sino por la filtración del químico hacia aguas subterráneas. Además, las aspersiones aéreas afectan cultivos de alimentos, necesarios para la subsistencia de las familias”, aseguran.

De igual manera, los relatores de la ONU indican que el total de masacres reportadas en 2020, el 78 por ciento habría tenido lugar en municipios en donde se plantea retomar las aspersiones aéreas con glifosato.

“En este sentido, también son de preocupación las declaraciones del Ministro de Defensa (el fallecido Carlos Holmes Trujillo) en las que habría sostenido que las aspersiones sirven para detener el aumento reciente de las masacres”, dicen en la misiva.

Por su parte, la ONG De Justicia espera que el Gobierno de Colombia acoja el llamado de los relatores a entablar un diálogo y facilitar el envío de información sobre los posibles riesgos de esta actividad.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad