Vacunas

China aprueba su primera vacuna contra la COVID-19

Esta vacuna producida por Sinopharm tiene una eficacia del 79%.

AFP /

China otorgóla primera autorización para la comercialización de una de las vacunas contra la COVID-19 desarrolladas en el país, una de las dos candidatas de la farmacéutica estatal Sinopharm, con vistas a administrarla de forma gratuita a los ciudadanos del gigante asiático.

Sinopharm y la subsidiaria con la que desarrolla esa vacuna, el Instituto de Productos Biológicos de Pekín, solicitaron ayer (miércoles 29 de diciembre) mismo el visto bueno a la Administración Nacional de Productos Médicos (NMPA) tras informar de que su eficacia era del 79,34 %, según datos provisionales derivados de la fase 3 de ensayos clínicos.

En una rueda de prensa celebrada en Pekín, el número dos de la NMPA, Chen Shifei, explicó que la institución llegó a la conclusión de que "los beneficios conocidos y potenciales de esta vacuna superan a sus riesgos conocidos y potenciales" y que cumple con los estándares marcados para la aprobación condicional de su comercialización.

Le puede interesar

El subdirector de la Comisión Nacional de Sanidad, Zeng Yixin, indicó que, aunque el precio de producción irá variando con arreglo a la escala en la que se vaya empleando la vacuna, se trata de un "bien público" y que, por tanto, la premisa es que en un futuro sea "suministrada de forma gratuita a la población" de China.

El pasado mes de agosto, el presidente de Sinopharm, Liu Jingzhen, había avanzado que el precio de las dos dosis necesarias no superaría los 1.000 yuanes (153 dólares; 125 euros), una cifra que, no obstante, superaba de forma significativa a las de otros posibles sueros occidentales como los de Pfizer-BioNTech o Moderna, vacunas cuya eficacia rondaría el 95 %.

Esas dos vacunas se basan en una novedosa técnica llamada ARN mensajero en lugar del método tradicional de virus vivos o inactivados -como es el caso de la de Sinopharm-, aunque la necesidad de conservarlas a 80 grados bajo cero dificulta su distribución.

LUZ VERDE CON CONDICIONES

El asterisco que acompaña a la aprobación por parte de Pekín es que Sinopharm siga llevando a cabo sus ensayos clínicos con arreglo a los plazos acordados y enviando los datos recabados a las autoridades médicas del país para su verificación y registro final.

Le puede interesar

Chen explicó que, según las leyes locales, se puede aprobar de forma condicional una vacuna cuando son "necesarias urgentemente para responder a grandes emergencias sanitarias públicas".

La NMPA, apuntó su número dos, seguirá evaluando otras candidatas a vacuna para su aprobación con el objetivo de "garantizar que todas sean seguras y efectivas, y que su calidad sea controlable".

El escueto anuncio de los resultados de la fase 3 de pruebas, publicado ayer, no aportaba datos como el número de participantes que sí contrajeron el virus, los efectos secundarios reportados o por qué la eficacia del 79,3 % es inferior al 86 % que habían avanzado hace unas semanas las autoridades de Emiratos Arabes Unidos (EAU) sobre esta misma vacuna.

El documento sí afirmaba, en este caso en línea con los datos de EAU, que la tasa de seroconversión de anticuerpos neutralizantes se sitúa en el 99,5 %.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir