Ciencia y medio ambiente

Tragedia Armero

Inés Rojas Luna y el sanjuanero como herencia de Armero

Fundación llama a reconocer el legado cultural de Armero y no solo la historia de la tragedia

SOBRINA DE INÉS ROJAS LUNA NOS HABLA DE LA IMPORTANCIA DEL LEGADO CULTURAL DE ARMERO

SOBRINA DE INÉS ROJAS LUNA NOS HABLA DE LA IMPORTANCIA DEL LEGADO CULTURAL DE ARMERO

11:08

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/507/1605263064065/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Hace 35 años la catástrofe de Armero sepultó un sinfín de vidas y bienes materiales, pero el recuerdo de sus tradiciones y cultura sigue vigente hasta el día de hoy. Sobre todo, la herencia y legado de la investigadora Inés Rojas Luna, el ícono cultural del pueblo armerita y madre del Sanjuanero.

A 100 años de su natalicio la fundación que lleva su mismo nombre ha buscado por muchos medios recuperar las danzas folclóricas y la cultura que se perdió de aquella capital blanca de Colombia, Armero.

Le puede Interesar:

Sobrevivientes de la tragedia de Armero siguen reclamando apoyo al Gobierno

"El ICBF falló en los registros a los niños perdidos de Armero"

Esta es la realidad económica de Armero, 35 años después de la tragedia

Su sobrina, María Ligia Rodríguez es quien dirige la fundación hoy en día. Nació en armero y desde pequeña admiró el legado que Rojas Luna empezó a construir en aquellos lejanos años 50, investigando y difundiendo el folclor de la que una vez fue la segunda capital del Tolima, Armero

La tragedia del 13 de noviembre de 1985 sepultó muchas cosas, pero no el folclor amerita. “Armero es reconocido por la creación del Sanjuanero (…) pero más de 45 coreografías fueron concebidas por Inés Rojas Luna”, asegura Rodríguez quien estaca además la tarea de la fundación para recuperar todos estos bienes inmateriales. “Queremos que se reconozca el sanjuanero como bien inmaterial del Tolima y como legado de Inés Rojas Luna”.

Inés Rojas Luna fue un ícono en la ciudad blanca, y también soñó que Armero se convirtiera en referente cultural de la región, pero la tragedia ha opacado el amplio legado cultural que se puede encontrar en sus crónicas. “Queremos que la gente sepa que Armero no solo es Omaira, sino también Rojas Luna y su riqueza cultural”, asegura la directora.

Yo quiero que la gente recuerde al Armero ciudad blanca de Colombia, pujante y llena de cultura (…) y por supuesto la ciudad de Inés Rojas Luna quien dejó un legado impresionante”, concluye María Ligia Rodríguez, quien junto con la Fundación continuará recopilando la memoria cultural del pueblo armerita

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad