Paquete anticorrupción lleva un año en Congreso y ni una sola ley aprobada

Un año después de que más de once millones y medio de personas se movilizaran a las urnas para decidir si apoyaban o no mandatos que reformaban el sistema político colombiano, para así acabar con la corrupción, el país no tiene aprobada una sola ley de las siete iniciativas que hacían parte de este paquete que quedó en manos del Congreso, luego de que el 26 de agosto de 2018 no se alcanzara el umbral obligatorio de votos para ser aprobado de manera directa. La consulta anticorrupción se quedó por un margen de apenas el 1%

Es un balance muy triste porque muestra de cuerpo entero a la clase política que se burla de la ciudadanía. Hace un año que logramos unir a los colombianos por encima de todas las diferencias, 11 millones 700.000 personas salimos a las urnas unidos para adoptar siete mandatos contra la corrupción, faltaron apenas 400.000 personas”, asegura la senadora de la Alianza Verde, Angélica Lozano, una de las promotoras de la consulta.

Vea también: Gobierno activa medidas de seguridad para proteger a candidatos de la Farc

El pasado 26 de agosto de 2018, tras lograrse la mayor votación ciudadana en una consulta 11.674.951 de sufragios en total, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, convocó a todas las fuerzas políticas del país a la Casa de Nariño para acatar el mandato del pueblo que se manifestó en las urnas. En dicha reunión fueron incluidos los miembros de las Farc, quienes de manera histórica asistieron por primera vez como partido, luego de haber dejado las armas y haber disuelto el movimiento guerrillero.

En ese momento, el Presidente señaló que dicha reunión, que duró más de seis horas y en la que también estuvieron reunidos los representantes de la Fiscalía, Néstor Humberto Martínez y de la Procuraduría, Fernando Carrillo, era una muestra de unidad para el país y que se podía construir agenda legislativa por el bien de toda Colombia.

Tras esa reunión, se creó una mesa técnica donde todos los partidos, coordinados por la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, aportaron ideas para tener un consenso alrededor de las iniciativas y que estas pudieran ser radicadas en el Congreso con mensaje de urgencia. Sin embargo, en la pasada legislatura se hundieron tres de los proyectos y el mensaje de urgencia llegó faltando poco para que finalizara el periodo de sesiones ordinarias.

Para la congresista Lozano, el día que los proyectos se hundieron en el Legislativo fue el día que "empezó un camino tortuoso de burla para los colombianos que votaron la consulta, siendo el presidente el primero en fallarle al compromiso con la ciudadanía al no poner mensaje de urgencia a tiempo para que los proyectos salieran adelante".

Vea también: Congreso buscará reglamentar el trabajo virtual en el país

Sin embargo, el Gobierno luego de lamentar que se hundiera en el último momento legislativo la ley anticorrupción, aseguró que volverá a insistir en que el Congreso de la República vote las leyes necesarias en esta legislatura y volvió a hacer un llamado a un acuerdo nacional.

ASÍ VA LA AGENDA ANTICORRUPCIÓN

El punto 1 de la consulta que pedía la reducción de los salarios a los congresistas y funcionarios del Estado fue uno de los primeros en hundirse en el Congreso. En la Comisión Primera de Cámara, 38 parlamentarios se declararon impedidos para discutir alrededor de este y se hundió.

El proyecto establecía un tope de 25 salarios mínimos mensuales vigentes para los congresistas, sin embargo, la polémica se presentó bajo el argumento de que de ser aprobado habría una afectación a los salarios de otros servidores públicos, debido a que gran parte de los sueldos del Estado se definen con bases a la tabla salarial de los parlamentarios.

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, se comprometió a estudiar el proyecto técnicamente para volverlo a presentar.

El segundo punto de la consulta, que buscaba cárcel para los corruptos y prohibirles contratar con el Estado, se hundió en la pasada legislatura y se volvió a radicar con el apoyo de la Fiscalía y el Gobierno. Está a la espera de que se le designen ponentes en el periodo que corre actualmente.

Vea también: Cadena perpetua se debatirá hasta tener concepto de política criminal

El punto de contratación transparente con pliegos tipo fue aprobado por la Comisión Primera de la Cámara en tercer debate. Le falta pasar a Plenaria y ser aprobado por la misma.

La iniciativa que busca que los presupuestos públicos tengan participación ciudadana tuvo que ser radicada nuevamente en el Senado de la República al no poder haber sido discutida en la pasada legislatura. Está a la espera de que se le asigne ponente.

En cuanto al proyecto de rendición de cuentas de los congresistas, concejales y diputados, logró ser aprobado en 4 debates y tiene pendiente de control automático por parte de la Corte Constitucional.

La publicación de la declaración de renta, bienes y conflicto de interés fue aprobada en Senado, está a la espera de ser debatido en plenaria de Cámara de Representantes.

El proyecto que pide límites a períodos en corporaciones públicas fue radicado nuevamente en esta legislatura y está a la espera de que le asignen ponentes.

LLAMADO A LA CIUDADANÍA

De acuerdo a la representante y promotora de los proyectos anticorrupción, Juanita Goebertus, la agenda cojea, pese que hay un par de proyectos en la Plenaria de la Cámara. Dijo que la iniciativa sobre conflicto de intereses está en riesgo de que se le haga restricción al registro de intereses respecto a los familiares de los congresistas.

Necesitamos de una veeduría pública y ciudadana para que estos proyectos sí se transformen en una realidad. El resultado ha sido agridulce”, agregó la representante.

Por su parte, Angélica Lozano añadió que la clase política se burla de los ciudadanos porque quieren mantener el poder concentrado, abusando de este en beneficio propio y de la clase dirigente, pero en contra de la ciudadanía. Señaló que han priorizado mantener los privilegios en lugar de dar un salto acorde a lo que la ciudadanía necesita.

Cargando