Llamado de emergencia: peligra la Liga Femenina de Fútbol Colombiana

La Dimayor tendrá una reunión el próximo 30 de octubre donde se tomarán decisiones para el torneo femenino del próximo año.

El mundo del fútbol femenino colombiano se encuentra expectante por los rumores que indican que la Liga Femenina del 2019 se reduciría a 2 meses y contaría con tan solo 8 equipos, lo que genera un alto grado de inestabilidad laboral para las jugadoras que en muchas ocasiones deben buscar trabajos ajenos al fútbol. La Dimayor y los clubes tendrán una asamblea el próximo 30 de octubre en donde determinarán las opciones de cara al próximo año.

Las futbolistas han demostrado su preocupación y tristeza frente al tema en redes sociales, la jugadora del América de Cali, Carolina Pineda, inició una campaña con el hashtag #QueremosLigaFemeninaPorSiempre, al que se han unido varias de sus compañeras de Selección Colombia y de distintos clubes nacionales e internacionales para pedir por una Liga Femenina sólida y duradera, tal como sucede con su símil masculino.

“La preocupación surgió debido a que se escuchó que existían presidentes de algunos clubes buscando que no se diera continuidad a la Liga femenina como un requisito para ellos, así surgió el hashtag. Se generó mucho eco y varias compañeras de unieron a la iniciativa” explicó Pineda sobre la campaña, también aseguró “la situación para nosotras es preocupante porque es muy difícil pensar en pedir permiso en un trabajo por tres meses, y luego volver a retomar”.

Finalmente agregó “Queremos reunirnos con ellos (Dimayor), que nos escuchen, hemos hecho investigaciones de los costos de Ligas pasadas, sabemos que son recursos que se pueden conseguir para dignificar el papel de la mujer en la sociedad a través del fútbol femenino en nuestro país”.

La situación es tan preocupante que varias jugadoras han optado por entrenar por su cuenta para no perder ritmo de competencia, incluso se ha presentado la transferencia de varias futbolistas que militaban en equipos colombianos a ligas extranjeras en busca de continuidad y estabilidad laboral.

Actualmente el único club que entrena con regularidad, es el actual campeón: Atlético Huila, que ha realizado varios partidos de pre-temporada, hace dos meses se enfrentó al Atlético de Madrid, campeón de la Liga Iberdrola (España). Las opitas se preparan para disputar la Copa Libertadores Femenina que comenzará el próximo 4 de noviembre.

Es importante resaltar que la Conmebol respaldó a las futbolistas el pasado mes de agosto, cuando anunció que será un requisito obligatorio para los clubes que participen en Copa Libertadores y Suramericana, cumplir con la “regla del equipo femenino”. Esta indica que los equipos clasificados a estos torneos desde el 2019, deberán contar con un plantel femenino en sus clubes para poder participar, además tendrán que formar al menos una categoría juvenil femenina, y contar con soporte técnico, espacios adecuados de entrenamiento y todo el equipamiento necesario para el desarrollo de la práctica deportiva.

Se espera que el próximo 30 de octubre la Dimayor y los distintos clubes del país se reúnan para tomar acciones sobre el futuro del fútbol femenino en Colombia.

Mientras tanto, las jugadoras esperan ser escuchadas y tener un papel protagónico en la toma de decisiones sobre el futuro de la liga, con la esperanza de definir su situación laboral que implica mucho más que la práctica del deporte, pues esta influye directamente en su sustento económico y calidad de vida.

Cargando