Por tres casos de ‘Falsos Positivos’ la Nación deberá pagar $2.500 millones

El Consejo de Estado le hizo un duro llamado de atención a los jueces por juzgar este tipo de casos con una “visión miope”.

El Consejo de Estado ordenó el pago por parte de la Nación de una multa de $2500 millones por los daños morales y materiales que generaron las ejecuciones extrajudiciales de José Never Ramos Henao, José Yiner Enriquez y Gerardo Antonio Moreno González, quienes fueron asesinados el 28 de febrero de 2008 en la vereda ‘Protreritos’ en la finca ‘Los Mangos’ en Ibagué.

El Consejo tumbó las sentencias emitidas por el Tribunal Administrativo del Tolima y declaró la responsabilidad del Estado en estos hechos, que se suman a los casos de ‘Falsos Positivos’ y que constituyen actos de lesa humanidad.

De hecho en la sentencia, el alto tribunal le hizo un fuerte llamado a los jueces diciéndoles que están llamados a abordar el juicio de responsabilidad del Estado pensando en cómo afecta a la sociedad en conjunto y no solo en los casos individuales.

Mal haría la Sala en guardar silencio respecto de unos hechos constitutivos de la muerte violenta de personas miembros de la población civil apoyándose en un argumento de raigambre procedimental. Ello, a más de prohijar una visión miope de la realidad que se juzga e impedir la estructuración de una completa dimensión contextual en la cual se desenvolvieron los hechos objeto de juicio”, se lee.

Los tres hombres eran vendedores de zapatos y ropa y fueron a Ibagué por la invitación de un desmovilizado del ELN para sacar una guaca. El Ejército dijo que habían muerto en enfrentamientos pero el Consejo probó que murieron por disparos a muy corta distancia.

Entre las medidas que se establecen en la sentencia se ordena también que ésta tiene que remitirse al Centro de Memoria Histórica, se tiene que publicar por todos los medios de comunicación por parte del Ministerio de Defensa durante 1 año, tiene que enviarse un informe sobre la misma a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dado a que maneja un proceso al respecto y a Naciones Unidas.

Además se tiene que hacer un acto perdón en el barrio ‘Los Chorros’ en Cali, de dónde eran estas tres personas, por parte de dicho Ministerio, del Batallón de las Fuerzas Militares y del Batallón de infantería No 18. CR Jaime Rooke.

Cargando