Lo más leído

  • Cargos contra agente del DATT por uso indebido de un vehículo en Cartagena
  • Jessica Cediel atrapó a sus seguidores con profundo escote y labial rojo
  • Trabajo sí hay: Hay más 94.000 empleos disponibles, conozca las vacantes
  • ​Se reporta el accidente de un bus en la vía Curos - Málaga
  • Jennifer López sorprende completamente desnuda para lanzar nueva canción
  • Aída Merlano confesó que le gustan las mujeres

Hoy es noticia

Más temas

Vegáez, uno de los pueblos más pobres del país, tendrá campamento de las Farc

El municipio de Vigía del Fuerte es uno de los más pobres de Antioquia y, quizá, del país.

Esta comunidad tiene unos 12 mil habitantes, la mayoría de los cuales son de las áreas rurales.

Se encuentra en la zona de Urabá, a unos 303 kilómetros de Medellín, y a su territorio se puede acceder por vías aérea –hasta su pequeño aeropuerto- o fluvial, a través del río Atrato.

Bañada por el río Atrato y con enormes recursos naturales y ecológicos, esta población fue creada en 1711 con el nombre de Murrí por fugitivos (desplazados) de los pueblos de Quibdó, Lloró, Bebará y Tadó, en el vecino departamento de Chocó.

Aunque Vigía del Fuerte fue fundado en 1815 y erigido municipio en 1913 por mandato de la Ordenanza 39 del 25 de Diciembre del mismo año, al año siguiente -por ordenanza 13 del 27 de marzo de 1914- se traslada la cabecera del distrito a la población de Murindó.

De esta manera, Vigía se convirtió en un corregimiento y solo hasta el primero de 1984 pudo volver a iniciar su vida normal como municipio, luego de una ardua lucha de sus pobladores y la colaboración del entonces gobernador de Antioquia, Nicanor Restrepo Santamaría.

En 1988, con motivo de la aprobación del congreso de Colombia de la elección popular de alcaldes, se eligió como primer alcalde popular del municipio al señor Wilson Marmolejo Cuesta, natural del corregimiento de Buchadó.

La administración de este municipio admite que “durante la década de los 90s, Vigía del Fuerte ha sido escenario de enfrentamientos entre paramilitares y guerrilla por el dominio de la zona, por ser de importancia geoestratégica para ambos grupos

Este conflicto ocasionó un gran éxodo de sus pobladores a ciudades como Quibdó, Turbo, Apartadó y Medellín.

En los últimos años ha retornado la calma y hay una mayor seguridad, por la presencia de la fuerza pública en ese territorio y a lo largo del río Atrato.-

La municipalidad tiene los corregimientos Paloblanco, San Antonio de Padua, Buchadó, San Miguel, San Alejandro, Puerto Antioquia, La Playa, Puerto Palacio y Vegáez.

En ellos se encuentran quince veredas.

En este territorio también se concentran los resguardo indígenas Ríos Jengadó y Apartadó; El Salado, Guaguandó, y Río Jarapetó.

Vegáez

Uno de esos corregimientos, Vegáez, será escenario de uno de los campamentos donde las Farc concentrarán a sus hombres y mujeres combatientes para avanzar en el proceso de desmovilización, desarme y reinserción a la vida civil, como quedó acordado en las negociaciones de La Habana, Cuba.

Vegáez es una población ubicada a unas seis horas en chalupa desde la cabecera municipal de Vigía del Fuerte en el Urabá, sobre el Río Arquía, afluente del Río Atrato.

Tiene mil 250 habitantes, y según un censo de la alcaldía municipal, igual número de desplazados por la violencia, que hoy residen en la cabecera municipal, Quibdó y Medellín.

Históricamente, en este territorio ha actuado la guerrilla de las Farc, pero han ocurrido enfrentamientos con grupos paramilitares.

Aunque no hubo tomas a las zonas urbanas de Vegáez, el corregimiento padeció los crímenes cometidos por estos grupos como homicidios selectivos, desplazamiento forzado, amenazas y otros ataques contra la población civil.

Para llegar a la cabecera de Vigía del Fuerte se puede hacer en un pequeño avión desde el aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, o en otro viaje aéreo hasta Quibdó y luego otro recorrido en lancha –durante 4 horas desde la capital de Chocó.

Por vía acuática también puede tomar una lancha en Turbo y hacer un traslado de 6 horas hasta Vigía.

Esto convierte al corregimiento Vegáez como uno de los más apartados de Antioquia, panorama que se agrava en temporada de verano por la imposibilidad de viajar por vía fluvial.

En verano se seca el cauce del río y por lo tanto hay problemas de accesibilidad, eso requiere un dragado, una canalización, para que sea más navegable”, describió a través de Caracol Radio, el alcalde de Vigía del Fuerte, Manuel Enrique Cuesta Borja, un líder comunitario que precisamente nació en Vegáez.

Esta zona es de las más pobres y alejadas del municipio, que de por sí es considerado el más pobre de Antioquia

Es uno de los corregimientos más distantes de la cabecera municipal. Se llega por vía fluvial: sale uno por el río Atrato y se desvía. El corregimiento tuvo mucha influencia en el municipio, porque era uno de lo que más población tenía, pero precisamente el fenómeno de la violencia causó un desplazamiento de más de 50% de los habitantes”, relató el mandatario local.

Sin servicios públicos

Vigía del Fuerte es el único municipio de Antioquia que no tiene una interconexión eléctrica, debido a esto tanto la cabecera municipal como sus corregimientos y veredas solo reciben la energía a través de una planta, la cual solo opera unas 2 horas diarias.

Carece de todos los servicios públicos, no tiene acueducto, ni alcantarilla, es una de las poblaciones más pobres”, admitió el alcalde Cuesta Borja, en diálogo con Caracol Radio.

Salud

En el corregimiento solo hay presencia de un Puesto de salud, atendido por una auxiliar de enfermería.

Para acudir a la atención de un médico, los habitantes deben llegar a la cabecera municipal, es decir en un recorrido de seis hora en chalupa porque no funcionan lanchas rápidas.

Tenemos un puesto de salud con una auxiliar de enfermería. Allí se presentan muchas enfermedades, y como la auxiliar no está facultada para formular (medicamentos), sino que debe ser un médico, entonces la población sufre mucho, porque queda muy distante de la cabecera”, lamentó el mandatario de Vigía del Fuerte.

Por carecer de servicios básicos y estar en una zona tropical con dificultades para acceder a la oportuna atención en salud, la población está expuesta particularmente a enfermedades infecciones respiratorias y endémicas como la malaria.

Tenemos una dificultad en los accesos de los servicios de salud: primero por la ubicación geográfico del corregimiento, por distante, y también por una gran incidencia y un brote de malaria. La malaria nos está afectando en esta temporada… Además, a los niños le llegan las infecciones respiratorias y enfermedades diarreicas agudas, y también tenemos embarazos de adolescentes”, enumeró la directora de salud de Vigía del Fuerte, Yaisa Palacio.

Reconoció que en esta cuenca del río Arquía en la que se ubica el corregimiento Vegáez, donde estarán los guerrilleros de las Farc para su desmovilización, no hay problemas de desnutrición por la buena oferta alimentaria y la existencia de cultivos de pancoger.-

En esta población, la desnutrición no es uno de los principales inconvenientes, porque la cuenca del Río Arquía hay mucha producción. En seguridad alimentaria estamos un poco mejor frente a otras áreas del municipio. No hemos tenido casos de desnutrición”, confirmó la señora Yaisa Palacio, directora de salud de Vigía del Fuerte.-

En el corregimiento Vegáez ni en el territorio del municipio de Vigía del Fuerte no hay cultivos ilícitos. Los lugareños viven de la cosecha de plátano, la pesca y la madera.

Educación

Sobre la educación, el municipio de Vigía del Fuerte tiene cobertura desde preescolar hasta undécimo grado.

Sin embargo, carece de programas de capacitación para proyectos productivos que puedan ser operados en la zona.

El corregimiento de Vegáez tiene un colegio desde prescolar hasta grado once, y tiene muy precarias condiciones, carece de infraestructura educativa, no obstante tiene unas aulas de madera y comunitaria, que el municipio ha logrado construir”, lamentó el alcalde Cuesta Borja.

 

Los maestros de Vegáez también reconocen que son precarias las condiciones y los recursos para desarrollar una adecuada tarea pedagógica con los niños y adolescentes, pues carecen hasta de acueducto y alcantarillado.

En este momento ni internet tenemos. En noviembre lo cortaron y la secretaría no lo ha restablecido. Tenemos muchísimas necesidades… Al colegio le falta infraestructura, no hay espacio ni siquiera para la rectoría; la rectoría está ubicada fuera del colegio. En estos momentos no contamos con acueducto, no hay alcantarillado…”, describió el rector Institución Educativa Rural Alianza por el Progreso, Félix Aníbal Torres Santos.

Cómo llegar

Vías Aéreas:

Este servicio es utilizado en avionetas monomotores con capacidad para 5 personas.

La ruta más frecuente es un vuelo de 45 minutos aproximadamente Vigía – Medellín (con un costo de $190.000) y la ruta Medellín – Vigía del Fuerte vale $205.000, de los cuales $20.000 cuesta la tasa aeroportuaria.

Vías Fluviales:

En lanchas rápidas, el recorrido por el río Atrato, entre Vigía del fuerte y Quibdó es de unas cuatro horas.

Disfrutan de inmensos paisajes que rodean nuestra cuenca madre del río Atrato.

El tiempo de duración en hacer el recorrido de Vigía del Fuerte a Turbo es unas 6 horas, en lanchas rápidas. Durante este recorrido se aprecian diferentes especies de flora y fauna que existen a lo largo y ancho del río Atrato.

El pasaje de Vigía a Quibdó vale $80.000; el de Vigía del fuerte a Turbo vale $110.000, y de Vigía del Fuerte a Riosucio (Chocó) cuesta $80.000.

 

VIGÍA DEL FUERTE

El municipio de Vigía del fuerte tiene como alcalde a Manuel Enrique Cuesta Borja, quien logró la mayor votación en 2015 como candidato de una coalición de los partidos Liberal Colombiano, Cambio Radical, La U, y el Movimiento Político Mais. En esas elecciones consiguió 2.248 votos, lo que equivale al 58,04% de los tarjetones válidos.

Le siguió Luis Antonio Cuesta Palma, del Partido Alianza Verde, con 1.619 votos, esto es el 41,80%.

Concejo

El Concejo municipal de Vigía del Fuerte tiene once curules, tres de las cuales pertenecen al Partido Liberal Colombiano que alcanzó 883 (25,53%) seguido del Movimiento Mais y la Alianza ASI, con dos curules cada uno, y los partidos Cambio Radical y Partido Alianza Verde, que tienen de a un asiento en la corporación.

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir