Gobierno insiste que glifosato es cancerígeno

El ministro de Justicia defendió la eliminación de la aspersión como método de erradicación de cultivos ilícitos.

Desde la Asamblea de las Naciones Unidas sobre las Drogas que se adelanta en Nueva York, el ministro Yesid Reyes, aseguró que la diferencia entre los países productores y consumidores de estupefacientes es cada vez más difusa.

La política de prevención y erradicación tiene que cambiar, Colombia, en su criterio, ya empezó al suspender las fumigaciones con glifosato.

“La decisión que adoptó Colombia de prohibir la aspersión con glifosato estuvo fundamenta en un comunicado emitido por la Agencia Internacional sobre el cáncer, perteneciente a la organización mundial de la salud, en el cual se clasificó al herbicida en la categoría segunda, como probablemente carcinogénico”.

Reyes explicó a los asistentes de la asamblea, que incluso la composición de las mismas drogas genera un desplazamiento de aquellas de origen natural, las sintéticas ganan más espacio.

“Sabemos que el mundo de las drogas no es mismo 40 años después de la declaratoria de guerra, las drogas de origen natural, contra las que se orientaron los mayores esfuerzos, empiezan a ceder terreno a las de origen sintético”.

Habló de los beneficios médicos de muchas de estas drogas como una posibilidad de regulación en determinados casos y una aparente solución al tráfico.

Cargando