Investigan si negocio con oro en Medellín es una pirámide

Los promotores de la inversión están vinculados con la firma Emgoldex, que en Colombia fue intervenida por captación ilegal.

Ofrecen a sus clientes negocios con oro y ganancias que superan los $12 millones en un corto plazo.

En un prestigioso hotel del Poblado se dieron cita el viernes 29 de enero más de 100 personas para participar en una capacitación de una empresa de origen europeo que comercializa oro. Un negocio que estaría en la mira de las autoridades por operar prácticamente como una pirámide.

En un salón del segundo piso, donde fue redoblada la seguridad, algo inusual para las convenciones que tiene ese hotel, permanecieron a puerta cerrada los invitados.

Allí llegó Caracol Radio alertada por una de las víctimas de una pirámide que coincidencialmente también ofrecía inversiones en oro.

Mostrando interés en hacer parte del proyecto uno de los asesores nos explicó que esta empresa online, promovida hoy en Medellín por dos empresarios europeos, “trabaja con oro de inversión, es decir, oro que se comporta como si fuera dinero".

Para vincularse al negocio es necesario cumplir con dos pasos, el primero, hacer una inversión mínima en oro de $1´300.000 pesos y el segundo, atraer más clientes.

“No vendemos el oro, la compañía se encarga de hacerlo. La única misión de la persona es hacer que más gente se incorpore, ósea hacer una labor de publicidad como contarle a los amigos y decirles que estás ganando dinero, es muy interesante porque tú no tienes que desarrollar el negocio”, explicó.

A la pregunta de Caracol Radio de qué tan rentable es esta inversión, el asesor, con residencia en Medellín, resaltó que "demasiado" porque se pueden recibir “bonos de 2.000, 3.000 y hasta 4.000 euros en una semana, un mes, no hay tiempo específico depende de la persona”.

Con calculadora en mano el asesor dijo que fácilmente se puede estar hablando de una ganancia de $12´500.000 pesos

“¿Cómo? Recomendando la compañía, recomendando el programa de marketing, ósea haciendo una labor de recomendar otros clientes”, insistió.

En la publicad del evento se resaltaba el nombre de Gyorgy Fuzesi, a quién presentaban como director de marketing. Esta persona en el año 2014 figuraba como director de Emgoldex en Dubái.

En Colombia la firma Emgoldex fue intervenida por ser una pirámide que captaba irregularmente dineros del público, como lo explicó a Caracol Radio el Superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar.

“Estas captaciones a veces utilizan la venta de minerales, por ejemplo el año pasado varias autoridades del mundo intervinieron una estructura llamada Emgoldex, tanto la Comisión de Valores de los Estados Unidos, como autoridades de España, de Filipina. En Colombia se intervino esta estructura porque se descubrió que no era realmente una comercialización de oro sino más bien una actividad de captación ilegal de recursos del público”, dijo el superintendente.

Una y otra vez el asesor de la empresa online le aseguró a Caracol Radio que el negocio que promovía el encuentro no se trataba de una pirámide. “Esto es algo serio, seguro y súper, súper profesional”.

Otro es el punto de vista que tiene el superintendente Reyes, para quien lamentablemente “la captación de recursos ilegales prolifera a través de los medios electrónicos como páginas en internet y skype, que le permiten a captadores ilegales reunir a personas incautas que caen en la trampa de beneficios exorbitantes en estructuras que no están autorizadas por la ley, no tienen establecimiento mercantil en el país, ni sociedades ni sucursales y a partir de estos esquemas se pueden defraudar los interese de muchas personas inocentes”.

La convención en Medellín duró más de 12 horas y para participar en ella había que adquirir una boleta que en preventa tuvo un costo de $200.000 y que hoy alcanzó los $250.000 pesos. Aunque los organizadores esperan alrededor de 200 clientes, el salón tuvo una alta ocupación.

La convocatoria a esta convención, que se hizo a través de redes sociales, llamó la atención de la fiscalía y de otras autoridades, que de manera secreta le hicieron seguimiento a las promesas que la empresa le hizo hoy a sus futuros clientes.

Cargando