Blog
Dónde está la bolita
Blog

Ese extraño 2015

El que termina pasará a ser uno de los años en los que más se dudó sobre la posibilidad de la paz, pero el que más avanzó para que sea posible.

Este año que termina, como la mayoría de los períodos en que se divide la historia de la humanidad para llevar sus cuentas, tiene sus hechos históricos para Colombia y el mundo como lo fue en el pasado el fin de la Segunda Guerra Mundial o la toma del Palacio de Justicia. Hechos que marcan la vida de los pueblos y las naciones.

En el caso de Colombia, el proceso de paz con las Farc que ya cumplió tres años, pasará a ser una fecha importante no porque se haya sellado un acuerdo de paz sino porque lo acerca como nunca. De manera paradójica, fue el año más crítico en intensidad del conflicto desde que se iniciaron los diálogos tras la masacre de un grupo de soldados en el Cauca en abril, lo que produjo un gran escepticismo en la opinión que vio desconcertada una lluvia de atentados y golpes a la Fuerza Pública en medio de las negociaciones.

Pero al mismo tiempo, superado ese período de crisis, se avanzó hasta terminar el año con un acuerdo sobre el tema más difícil de la mesa, el de justicia, verdad y reparación para las víctimas, con una jurisdicción especial para juzgar militares, civiles y guerrilleros. El forzado apretón de manos en La Habana entre el presidente Santos y Timochenko será documento obligado de referencia y testimonio de lo lejos que llegó el proceso, y la paciencia del negociador Humberto de la Calle y la tenacidad de Sergio Jaramillo serán la prueba para la historia de que fue el año en que los dos se la jugaron por sacar adelante los acuerdos, pese a tener que lidiar con la terquedad y la ceguera de las Farc y tratar de desvirtuar cada tuiter de la oposición uribista en Bogotá.

Pero no solo de paz vivió el país. Este año que termina nos recordó que Colombia es un país sin memoria. Pese a las advertencia de un duro fenómeno del Niño, no se tomaron las medidas para evitar el riesgo de un apagón y las explicaciones de adónde fue a dar la plata del seguro que compramos los colombianos aún no se han dado. Sin embargo, pese a estas adversidades y a la crisis del petróleo y a un dólar incontenible, la economía pasará el año, con materias para revisar como la inflación cercana al 7% y un déficit externo de ese mismo orden.

Y pese a la crisis de la justicia y de sus instituciones, por cuenta de actuaciones cuestionables de magistrados y actitudes retadoras del fiscal, tribunales como la Corte Constitucional pusieron a Colombia como un país avanzado en derechos como lo determinó en materia de adopciones por parejas del mismo sexo o la orden de reglamentación de la eutanasia.

Así cierra el 2015. Un año en que hubo menos muertos por el conflicto, pero atracaron más en la calle por un celular. En el que en política hubo elecciones locales, pero no hubo mayores cambios y en que al menos tres de los elegidos en las principales municipios y regiones repiten, incluida Bogotá. Un año en que la corrupción no dio tregua y los escándalos en la Policía abres grandes interrogantes.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir