Colombia no está preparada para enfrentar los monstruos

Así lo afirma Andrés Esteban Cruz, antropólogo de la UN que adelantó una investigación sobre siete asesinos en serie colombianos que le han arrebatado la vida a 700 personas.

Cruz es profesional de la UN y magíster en Historia de la Pontificia Universidad Javeriana. Durante dos años, se dedicó a indagar sobre la vida de los principales asesinos en serie que existen en el país. Sus hallazgos se materializaron en la obra Los monstruos en Colombia sí existen: asesinos en serie. Se trata de un libro escrito en forma de crónica que presenta los perfiles de estos criminales, un análisis científico y una reseña de cada uno de ellos para tratar de entender el mal de su existencia. Así, el lector encontrará la historia del reconocido Luis Antonio Garavito, pero también la de otros, como la de Pedro Alonso López —el monstruo de los Andes—, quien ha sido uno de los criminales más letales y célebres de la historia colombiana. Al respecto, llama la atención que, tras haber asesinado y violado a más de 300 niñas, se encuentra en libertad por fallas judiciales. “Esto es una vergüenza para la justicia colombiana, teniendo en cuenta que las condenas son muy bajas porque no tenemos una acumulación de penas y porque nuestros sistemas de justicia y de seguridad no tienen las herramientas para hacer frente a la carga de violencia tan fuerte del país”, puntualiza el investigador. Además de estos siete monstruos (de quienes el autor expone su origen, infancia, análisis de personalidad, mecánica criminal y actos que cometieron, entre otros), presenta reseñas de un par de casos de asesinos que son más bien leyendas urbanas, como el del “monstruo de los Mangones”, cuya historia evoca a la Cali de los sesenta y los setenta. Asimismo, ofrece una reseña minuto a minuto del cruel asesinato de Rosa Elvira Cely, en el Parque Nacional, durante mayo del año 2012. El investigador también exalta que encontró elementos comunes a los asesinos: son niños maltratados, víctimas de abuso, hijos de la violencia colombiana. Además, tienen algunas características psicopáticas (enfermedades mentales) que se van uniendo y confluyen en su transformación en monstruos. Finalmente, insiste en que lo fundamental es entender que no forman parte de la imaginación y de la ficción, sino que constituyen un fenómeno real presente desde China e India hasta Colombia. Por lo tanto, advierte que debemos proteger a nuestros niños y mujeres (y a la población en general) y optimizar el sistema judicial y de seguridad.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir